Superfinal atrasada

Hinchas de River apedrearon el micro de Boca y el partido fue pasado para las 19.15. La policía arrojó gases lacrimógenos y algunos jugadores "xeneizes" están afectados. Benedetto dijo que les tiraron "gas pimienta".
sábado, 24 de noviembre de 2018 · 16:52

La Conmebol pospuso la final River-Boca por la Copa Libertadores hasta las 19.15, mientras trasladaban a jugadores de Boca a un hospital.

La entidad sudamericana confirmó que cambió el horario luego de los ataques que sufrieron el plantel y directivos de Boca en el acceso al estadio Monumental.

Los jugadores de Boca Juniors Pablo Pérez, el capitán, y Gonzalo Lamardo fueron trasladados a una clínica porteña, donde eran atendidos de las distintas lesiones que fueron causadas por la agresión al micro que llevaba al plantel xeneize al estadio Monumental para la final de la Libertadores ante River.

“Debido a los hechos sucedidos con el bus del Club Boca Juniors, el partido ha sido postergado hasta las 18:00 horas”, había posteado la Conmebol en Twitter. Después alargó la espera una hora y cuarto más.

El micro que trasladaba al plantel de Boca sufrió la rotura de varios vidrios cuando llegaba al estadio al recibir pedradas por parte de hinchas de River y varios jugadores xeneizes se vieron afectados por los gases lacrimógenos que arrojó la policía para dispersar a los violentos.

Algunos los jugadores -entre ellos, Darío Benedetto, Pablo Pérez, Carlos Tevez, Ramón Ábila y Cristian Espinoza- se vieron afectados por los gases lacrimógenos.

Además, el secretario general de Boca, Cristian Gribaudo, afirmó que hay jugadores del plantel "cortados y heridos" por los incidentes. "Fue un desastre total. Hay jugadores heridos y cortados. Lamentable. Vamos a hablar con la gente de la Conmebol porque hay jugadores que no están para jugar", explicó en declaraciones a Radio La Red.

Los gases fueron la respuesta de la Policía de la Ciudad a los desmanes que provocaron los hinchas millonarios.

También hubo corridas e incidentes con algunos simpatizantes que llegaron inexplicablemente hasta las puertas de ingreso del estadio sin entradas.

"Gas pimienta"

"Tiraron gas pimienta", alcanzó a balbucear Benedetto -uno de los más afectados- según se pudo ver en la transmisión oficial mientras recorrían el anillo interno del Monumental.

Con lágrimas y tos continua, el plantel de Boca y el cuerpo técnico encabezado por Guillermo Barros Schelotto se metieron al vestuario, adonde también ingresó el presidente Daniel Angelici.

Valorar noticia