Detienen a un sospechoso por el voraz incendio del sur de California

Hay unos 7.000 evacuados, cinco mansiones destruidas, y rutas y autopistas cortadas en el sur de ese estado de EE.UU.
sábado, 28 de julio de 2018 · 18:07

Cerca de 7.000 personas han sido evacuadas ante "el avance rápido" de un incendio que arrasa el sur de California, donde las autoridades ya han detenido a un presunto pirómano, informaron esta mañana.

"Más de 1.300 bomberos luchan contra el fuego, que ha destruido cinco mansiones, y ha provocado el cierre de carreteras y la evacuación de cerca de 7.000 personas", indicó el servicio forestal de Estados Unidos.

El incendio, conocido como Cranston, asola desde el miércoles el bosque nacional de San Bernardino, a unos 150 kilómetros al sureste de Los Ángeles, donde ya ha calcinado cerca de 5.000 hectáreas, ha herido a tres bomberos y amenaza alrededor de 4.900 construcciones.

Poco después de que se iniciara el fuego, las autoridades arrestaron a un hombre de 32 años, Brandon McGlover, sospechoso de ser el responsable de nueve incendios en el suroeste del condado de Riverside.

Ayer por la mañana fue acusado de 15 cargos de incendio criminal, de los que se declaró inocente.

El gobernador de California, Jerry Brown, declaró el estado de emergencia en el condado, lo que permite desbloquear recursos adicionales. El siniestro ha provocado también cortes de energía debido a los daños causados por el fuego en varios kilómetros de la red distribución.

El servicio de urgencias del gobierno de California advirtió que "el riesgo de incendio continúa aumentando" en el estado.

"Asegúrese de que su familia y amigos están preparados para la evacuación", tuiteó.

Más al norte, otro incendio –llamado Ferguson– continuó su avance cerca del parque nacional de Yosemite.

El fuego ha causado el cierre de algunos sectores de la atracción natural, incluyendo el Valle de Yosemite, que debería reabrir al público el 3 de agosto.

Según una actualización sobre la situación emitida hoy, el servicio de noticias Inciweb informó que el incendio, que comenzó el 13 de julio, había destruido 20.000 hectáreas, matado a un bombero y herido a siete personas.

En cuanto al incendio Carr, al norte de la ciudad de Redding (norte de California), en el que el jueves murieron dos bomberos en tareas de extinción, el último informe de anoche reflejó que hay casi 20.000 hectáreas quemadas en cuatro días, 500 edificios destruidos y otros 75 dañados.

Valorar noticia