Progresismo genuino, aquí y ahora

Progresismo genuino, aquí y ahora
  • 0
  • 0

Hace unos días una gran noticia pasó prácticamente desapercibida: el Hospital Central, centro de salud de referencia de Mendoza y la región, ya está realizando trasplantes hepáticos. Es el primer efector estatal de la provincia que está en condiciones de llevar adelante estas intervenciones tan complejas.

El sistema privado de salud era la única opción para las personas que necesitaban sí o sí un trasplante de hígado. Ahora, quienes no tienen obra social ni prepaga pueden acceder a una operación que, literalmente, salva vidas.

Esta noticia es de una trascendencia descomunal. Toca las fibras íntimas de lo que implica el término progresismo, tan bastardeado en la Argentina reciente.

Porque ser progresista es precisamente garantizar derechos donde antes había necesidades; brindar oportunidades genuinas donde antes primaba el clientelismo y las prebendas; en otras palabras, superar el relato ilusorio y marcar la diferencia aquí y ahora, en la vida cotidiana de la ciudadanía.

Después de años de populismo cortoplacista estamos tan acostumbrados a los anuncios grandilocuentes y la retórica épica, que pasamos por alto hechos concretos que transforman para bien la calidad de vida de miles de familias. No es un rasgo distintivo de nuestro país: allí donde los gobiernos populistas han logrado permanecer y ensanchar su base de poder, dejan esquirlas que penetran en el debate público y retrotraen a un tiempo en el que se decía mucho y se hacía poco.

Las inversiones millonarias en Salud y Educación, la capacitación integral e incorporación de tecnología de punta en la Policía, el punto final a la discrecionalidad en el ingreso a la administración pública con la implementación de concursos abiertos, exhaustivos y transparentes, las reformas históricas en la Justicia que ya son palpables en un servicio más competente y eficaz, son algunas de las medidas que la gestión que encabeza el Gobernador Alfredo Cornejo ha concretado, y que sin dudas, serán recordadas en las próximas décadas como los cimientos que explican una Mendoza renovada y potente.

Que el hospital escuela más reconocido del oeste argentino haya incorporado a sus servicios la práctica de trasplantes hepáticos, es un indicio más de que en Mendoza están pasando cosas importantes.

Superamos la primera etapa de poner al día y ordenar la provincia; ya estamos discutiendo futuro, pero no como una mera expresión de deseos, sino a través de políticas específicas que, reitero, ponen a un Estado capaz, lúcido y sensible, al servicio de las personas.

 

Claudia Najul

Diputada Nacional

Unión Cívica Radical


Comentarios

Comentarios