Informe vitivinícola: el fósforo de la esperanza

Informe vitivinícola: el fósforo de la esperanza
Por Redacción MendoVoz
  • 0
  • 0

Por Marcelo López

Especial para MendoVoz

 

Las reuniones están a la orden del día de todo tipo y color, incluso hasta hubo tiempo esta semana para una pequeña mueca de sonrisa a partir de algunos datos que maneja la industria.

Por un lado, el lunes por la mañana el Ministerio de Economía recibió al sector de los productores -luego de la reunión con los bodegueros la pasada semana- para analizar la lista de pedidos-reclamos al Ministro de la Producción Dante Sica durante su, por ahora aún sin fecha, visita a Mendoza.

La lista no difiere demasiado de lo que hemos contado varias veces en este espacio y que llegará a oídos del ministro nacional, de producirse la reunión en los próximos días.

Casi los mismos actores volvieron a juntarse el martes por la mañana con los diputados de la Comisión de Economía para continuar con el análisis del proyecto del diputado Mansur, que intenta formalizar los contratos de venta de la uva de los productores a los elaboradores.

El consenso sobre el proyecto es amplio, se sabe que los productores son el eslabón más débil de la cadena y año a año se ven sometidos a manejos arbitrarios y casi abusivos por la gran mayoría de los elaboradores. Hoy entregan su uva con acuerdos de palabra y frecuentemente son vulnerados a la hora del pago.

El proyecto de Mansur tiende precisamente a oficializar ese acuerdo dándole una herramienta de previsión, negociación y cobro al productor, que hoy no existe.

Todavía queda un largo camino por recorrer, pero la intención es que en la próxima cosecha esté ya vigente. Será fundamental lograr el involucramiento de la Nación a través del INV, ya que debería ser el organismo que no permita a las bodegas bajar uva, si no está el contrato firmado.

Otra pequeña mueca de sonrisa se la dio a los hombres y mujeres de la vitivinicultura un trabajo que hace una consultora periódicamente para el sector. Se nota una desaceleración de la caída del consumo en el segmento de Tetra Brik y en el entry level (vinos con un precio promedio de unos $110) y junio fue el primer mes en los últimos 18, que la venta de cerveza cayó el 1% y en julio sería un poco más, según aseguran las empresas del sector en una nota publicada por El Cronista.

El trabajo que maneja el sector vitivinícola indica que la aceleración de precios de las cervezas fue mayor que la del vino achicándose la brecha de valor, algo que, de mantenerse, le vendría muy bien al vino argentino. En la desaceleración de la caída del consumo del vino, también hay que apuntar el desempeño de los supermercados que han lanzado ofertas muy agresivas.

De todas formas y a pesar de este fósforo de esperanza al cierre del primer semestre, los vinos caen 8% en tetra y 6% en botella contra el primer semestre de 2018.

El segundo semestre será muy largo y peleado, mantener la desaceleración de precios sería clave para que no se apague el fósforo, pero es una tarea titánica en un contexto macro económico como el argentino.

 


Comentarios

Comentarios