Empleados de La Terre piden ayuda para no perder su trabajo

Trabajadores de la Cooperativa intentan evitar el remate a través de una ley provincial.
jueves, 04 de julio de 2019 · 16:00

Un grupo de trabajadores de la Cooperativa La Terre reclamaron en la Legislatura provincial y pidieron ayuda a diputados y senadores, para frenar el remate de la firma, que podría generar la pérdida de trabajo de más de 100 personas.

El inconveniente surge a través de una decisión judicial de finalizar una ocupación temporaria que tenía la Cooperativa en un predio de calle Godoy Cruz al 5000, en Guaymallén. Para la jueza Gloria Cortes, que interviene en el caso, la ley por la cual se dictó esta ocupación está vencida, como así también la prórroga.

Esto generó que, por más que la provincia haya efectuado el pago correspondiente a la Cooperativa, la magistrada inició un proceso de remate, en el cual un empresario ya hizo una oferta para quedarse con esa inmueble.

Entonces, los trabajadores de La Terre se presentaron en la legislatura para pedirles colaboración a legisladores, con el objetivo de hacer valer una ley provincial, que según ellos, los ampara con una ocupación temporaria hasta 2022.

Los empleados afirmaron que la jueza usa dicha ley “a su manera”, para poder avanzar con el remate. Y esto pone en riesgo sus trabajos.

El abogado de la cooperativa, Carlos Ferro, habló con MendoVoz y contó detalles del inconveniente. Explicó que tras iniciarse el proceso de remate, un empresario mendocino se presentó y ganó la subasta. Pagó sellados pero luego no canceló el pago.

Esto, a su parecer, debería ocasionar la pérdida de la posibilidad para adquirir la cooperativa, pero la jueza extendió el plazo de pago.

“No se está aplicando bien las disposiciones vigentes, hemos apelado esta resolución a efecto que la cámara revoque lo que dictó la jueza. Queremos que siga funcionando la Cooperativa. Que se caiga la oferta de compra que hizo el empresario y que de última, se llame de nuevo a subasta y en ese caso la Cooperativa se presentará”, explicó Ferro.

El letrado explicó que La Terre, que se dedica a elaborar productos de hortalizas, ha hecho inversiones por más de 8 millones de pesos en el establecimiento. “Eso no estaba antes. Ha elaborado productos muy buenos. Tiene muchos clientes. Y ahora el adquiriente se quiere llevar todo”, explicó el abogado.

Ahora si la jueza confirma el remate y ese empresario adquiere la Cooperativa, está en condiciones de cambiar el rubro o ocupar el lugar para lo que él desee. Ese es el temor de los empleados, quienes ven muy cerca la posibilidad de perder su fuente de trabajo.

Así las cosas, mientras Ferro avanza en las cuestiones jurídicas, intentando frenar el remate a través de la cámara, los empleados se mueven paralelamente para intentar obtener ayuda de los legisladores.

Esta semana, los trabajadores fueron recibidos por algunos legisladores que prometieron ocuparse del tema. Mientras tanto, la preocupación de cerca de 100 familias crece día a día.

Otras Noticias