Cerraron la iglesia Sagrada Familia

El templo icónico de Villa Nueva debió suspender sus actividades por riesgo de derrumbe. Especialistas evalúan las obras para poder recuperarlo.

Por Alejandra Jorba @alejorbatweet
  • 0
  • 0

Un edificio que sin dudas es todo un símbolo en la geografía departamental, y especialmente en el distrito Villa Nueva, es la iglesia Sagrada Familia. Un templo que tiene casi 115 años de construido y fue hecho con paredes de adobe.

Cientos de familias eligen ese lugar para casarse, bautizar a sus hijos y concurrir a las diferentes actividades pastorales que allí se realizan. Pero una triste noticia trascendió en los últimos días: la iglesia debió cerrar sus puertas por riesgo de derrumbe.

Así lo comunicó el padre Lalo Carreras, párroco de esa sede, quien dialogó con MendoVoz y se mostró esperanzado en el futuro del santuario.

“Las últimas piedras que afectaron a todos, también afectaron el techo de la iglesia Sagrada Familia. El templo se inauguró en 1903, es todo de adobe, las paredes son de adobe sin refuerzo y tiene ocho columnas que son de ladrillos sin hierro. El frente se hizo después, en el año 1930 aproximadamente, y es de ladrillo. La combinación de adobe con ladrillo, con los movimientos sísmicos, puede jugar en contra. De hecho, las dos primeras ojivas tienen rasgaduras”, explicó el sacerdote.

Asimismo, comentó que las precipitaciones de los últimas días empeoraron aún más la situación. “El techo está muy dañado, las lluvias de esta semana dejaron agua por todos lados, en la sacristía, en el altar, hasta el órgano se ha mojado. Para qué vamos a esperar que la Municipalidad nos ponga una faja de clausura si yo soy consciente de cómo está el templo”, agregó.

Para verificar el estado general de la construcción y tomar una determinación, en el lugar trabajan ingenieros de la UTN, quienes le aconsejaron al padre Lalo suspender todas las actividades. “Ellos me decían `no podemos sostener el templo porque puede ocurrir una desgracia´. Un pequeño sismo en una celebración o en un bautismo, puede hacer un desastre. No estaría bueno que se dañe una persona por una negligencia”, manifestó el párroco.

 

Futuro incierto

Tal como comentó el padre Carreras, “ahora hay que poner andamios, terminar el estudio de la obra y ver si es solucionable, si se pueden reforzar las paredes, pero yo quiero que haya seguridad para la gente”.

Para ello, se están haciendo los planos del lugar, taladrando las paredes y realizando mediciones. “Una vez que se evalúe todo veremos qué decidimos. Hay un arquitecto del arzobispado y gente de la Municipalidad que nos están asesorando. Buscaremos entre todos lo mejor”, aseguró el cura.

La solución no será fácil al parecer. Resta saber si los estudios determinan que se pueden hacer arreglos por partes o si se demolerá el edificio entero para construir uno nuevo. “No sirve de nada reparar sólo el techo si las paredes no son seguras. La seguridad te la da una estructura sólida que hoy no tenemos”, opinó el padre Lalo.

Mientras tanto, a los fieles de esa comunidad se les ha prestado la capilla La Purísima, aledaña al colegio Leonardo Murialdo, para que continúen con las actividades habituales que se realizaban en Sagrada Familia.

 

Fiesta de La Purísima
Bajo el lema “María, danos la alegría de los hijos de Dios”, este viernes tendrá lugar la Solemnidad de la Inmaculada Concepción de la Santísima Virgen María, que se realizará en la explanada de la Municipalidad de Guaymallén (Libertad 720, de Villa Nueva), frente a la parroquia Sagrada Familia. Se trata de una celebración en la que se reúnen las 14 parroquias que forman parte del decanato de Guaymallén para honrar a la patrona del departamento.
El padre Lalo invitó a los fieles a sumarse a la fiesta. La convocatoria es a las 18, cuando comenzarán las confesiones; a las 19 se rezará el Santo Rosario y tendrá lugar la adoración eucarística, y a las 20 finalizará con la misa, presidida por el obispo auxiliar, Monseñor Dante Braida.

 

Comentarios

Comentarios