Tras una semana sin clases, llegó la reparación a una escuela local  

Las malas condiciones edilicias impedían que los alumnos tomaran clases en la escuela Juan Gregorio Las Heras.

Por Cinthia Molina
  • 0
  • 0

Tras una semana en la que el normal desenvolvimiento de actividades se viera afectado, la escuela Juan Gregorio Las Heras retorno a clases. Desde el Ministerio de Economía, Infraestructura y Energía de la provincia se llevaron a cabo diversas labores en conjunto con la DGE que permitieron dar solución a los problemas edilicios que la comunidad educativa reclamaba.  

La compleja situación duro aproximadamente una semana en la que los padres de los niños decidieron no enviar sus hijos a clases porque los sanitarios no están en condiciones de uso, falta de bebederos, había filtraciones en conexiones eléctricas, cloacas que colapsaban a menudo, paredes fisuradas y hundimiento de pisos y paredes.

La institución donde estudian alrededor de 400 chicos se encuentra ubicada en la calle Rivadavia, frente a la plaza Marcos Burgos en pleno casco céntrico del departamento; y al parecer, luego del corte parcial de calle de la comunidad educativa se ha logrado obtener las condiciones necesarias de seguridad y salubridad.

Según expusieron los padres durante el reclamo la situación se mantenía desde hace dos años y el deterioro en el estado de la infraestructura era alarmante trayendo aparejado numerosos casos de gastroenteritis, parásitos o infección urinaria en los alumnos, entre otros. Por lo que su reparación se había tornado impostergable.

“Me gustaría que mostraran los tanques de agua, que suelen estar sin tapas y con palomas muertas y excremento de ellas adentro”, expuso Sandra Morán. A este comentario, sumó su aporte Graciela Gómez: “Ojala se arregle pronto porque la verdad que es una pena que niños y docentes tengan que pasar horas en esas condiciones y sean escuchados por el esfuerzo que están”, antes de las reparaciones.

 

El reporte de los trabajos realizados

Desde MendoVoz dialogamos con Emilio Pastorini, subdirector de Mantenimiento y Reparaciones de Escuelas de la provincia, quien informó: “Se repararon todos los baños que estaban clausurados y se colocaron dos nuevos bebederos. Además, los padres expusieron su temor por una antigua cisterna en desuso de hormigón armado que se encuentra en las instalaciones por lo que se ha decidido realizar el relleno de la misma para generar una mayor tranquilidad y, a su vez, se van a ir realizando otros arreglos edilicios en paredes como revoques en estos días”.

 

 


Comentarios

Comentarios