Quejas por el estacionamiento en la zona de los Caracoles de Chacras

Los mendocinos que hacen uso de esa zona los fines de semana y boliches señalaron que el valor ronda entre los $100 y $180.

Por Redacción MendoVoz
  • 0
  • 0

Continúa la polémica por los altos costos que manejan los cuidacoches de Luján de Cuyo. En esta ocasión, el reclamo apunta a la zona de los Caracoles de Chacras de Coria, donde el precio ronda desde los $100 y llega hasta casi los $200.

Si bien la Municipalidad activó en agosto pasado el Programa de Estacionamiento Medido en la zona de los boliches, algunos quedaron fuera de ese radio. Esto ha llevado a que los abusos respecto al importe por dejar el vehículo en los boliches ubicados en ruta Panamericana excedan ampliamente los $70 que propone la Comuna como “un valor justo”.

Así, los mendocinos y turistas que visitan los locales bailables y sectores gastronómicos aledaños a los Caracoles de Chacras tienen que abonar desde $100 y hasta $180 para dejar su rodado estacionado en el lugar, sin importar las pocas o muchas horas que esté ubicado allí.

“Todo los fines de semanas es lo mismo, según la cara del cliente es lo que te cobran los cuidacoches que se ubican alrededor del boliche Grita Silencio. Lo peor es que no les podes decir nada porque después se la cobran con tu auto cuando no estas”, contó Mauricio Gómez a Mendovoz.

Lucía Parronchi es otra mendocina que confirmó lo que sucede en la zona, quien señaló que “todos los viernes o sábados tenes un nuevo precio, y cuando les peleas una rebaja te dicen que son playas privadas y que los $70 sólo son para algunos sectores de Luján”.

El jefe de la Policía Vial de ese departamento, Gabriel Garnica, habló sobre este tema con Mendovoz: “Hemos recibido quejas sobre el costo del estacionamiento en esos sectores, por lo que solicitamos que se aplique el Programa del Estacionamiento Medido. El plan se ajustaría en la zona nocturna, gastronómica, y Ruta Provincial Nº82”.

Si bien el pedido fue realizado, el funcionario señaló que “ahora solo resta que salga la ordenanza. Nosotros dependemos de los tiempos del Consejo (Deliberante de Luján), porque son proyectos donde se regulan muchas temas y hay que charlarlo también con los vecinos de la zona”.


Comentarios

Comentarios