Transformaron una biblioteca para atraer la atención de sus alumnos

Un equipo de docentes, DGE y estudiantes de la escuela Cerro El Plata convirtieron el lugar en un espacio didáctico y colorido.
jueves, 05 de diciembre de 2019 · 07:00

Con la intención de que sus alumnos no abandonen las ganas de leer y utilizar el espacio de lectura que ofrece la biblioteca de la escuela N°4-164 Cerro El Plata, de Perdriel, es que sus docentes, Programa Mendoza Educa, Delegación distrital y estudiantes lo refaccionaron para “hacerlo más atractivo”.

La idea para renovar la biblioteca llegó gracias al programa llamado “Arte y espacio recreativo interdisciplinario”, con el objetivo de refuncionalizar este espacio, cuyos fines fueron didácticos y recreativos. Bajo la mirada y el asesoramiento de la directora Marcela Lubelchik, y las docentes Jesica Ochoa, Roxana, Palomo Dal Lago y bibliotecaria Valeria Algañaras, redistribuyeron el mobiliario, pintaron las paredes, el piso y los armarios con pintura de alto tránsito.

Los alumnos de cuarto y quinto año, por su parte, también colaboraron con el proyecto donde ellos mismos montaron unas gradas y cambiaron las luminarias.

En el mismo espacio se generó una sala polivalente (sector de audio y video), con el fin de realizar conciertos didácticos y obras teatrales; una sala de consulta, un espacio destinado a la biblioteca, una zona de Wifi como punto NET, un rincón de música y otro de Ciencias Naturales con mueble móvil. La idea fue amalgamar el arte, la tecnología y la biblioteca con propuestas didácticas innovadoras.

La directora señaló que “este proceso permitió renovar un espacio casi muerto, combinando colores, luces, muebles con la intención de despertar los sentidos de los alumnos y docentes, e incentivarlos a aprender generando un adecuado ámbito de trabajo colaborativo y cooperativo.  Sin la ayuda y la buena predisposición del personal de la escuela, de los empleados municipales y de las personas que donaron materiales, no hubiese sido posible el cambio”.

“Se rediseñó un ámbito escolar con la intención de que los alumnos, docentes y padres puedan disfrutar, compartir, aprender y enseñar con placer”, concluyó Lubelchik.

 

Valorar noticia