Tras dos años de peleas, llegó la reconciliación

Dos grandes figuras de la música mexicana hicieron las paces y llegaron a un acuerdo que dejó atrás sus diferencias.

Tras dos años de peleas, llegó la reconciliación
Por Ansa Latina
  • 0
  • 0

(ANSA) - Un desacuerdo que derivó en los tribunales distanció a dos de los más reverenciados intérpretes de la música en México, Alejandro Fernández y Luis Miguel, pero ambos hicieron las paces y llegaron a un acuerdo que dejó atrás sus diferencias.

Carlos de la Torre, manager de Fernández, quien demandó a "El Sol" para que le devolviera 5 millones de dólares que le había entregado como anticipo para una gira que ambos planeaban pero que al final fracasó, confirmó que los dos cantantes se reconciliaron.

"Tras dos años de gestiones se ha alcanzado un acuerdo pacífico con Lion Productions INC, empresa que representa a Luis Miguel", señaló De la Torre en un comunicado.

El manejador del intérprete de "Tantita pena" afirmó que "hemos concertado un acuerdo que nos permitirá solventar las diferencias que tuvimos en el pasado con el señor Luis Miguel Gallego Basteri", el verdadero nombre de Luis Miguel.

El representante de "El Potrillo" agradeció "la participación de todas las persona que de buena fe, con gran esfuerzo, han invertido para solucionar un tema tan complejo".

Por ahora, se ignora si los abogados de Fernández retiraron la demanda civil, mercantil y penal que interpuso ante las autoridades al inicio de este año, pero todo parece indicar que así será.

El llamado "Pasión Tour", que iba a reunir a Fernández y Luis Miguel en un periplo inclusive continental y que se perfilaba como la más espectacular gira musical del mundo hispano se vio frustrado por diferencias entre ambas figuras, en las que según algunas malas lenguas hubo mucho de vanidad y otro tanto de soberbia.

Además, los problemas de salud del intérprete de "Muchachos de hoy" complicaron los planes y arrojaron por la borda todas las ilusiones de los seguidores de ambas figuras, que se cuentan por millones en toda América Latina y Estados Unidos.

Luis Miguel admitió meses atrás que sufre "tinnitus", una enfermedad en el oído que le hizo temer que perdiera por completo la facultad de escuchar.

"Son situaciones difíciles. La vida te pone pruebas y tienes que superarlas. Es una condición que he podido superar y creo que la estoy controlando lo mejor posible. He podido rehabilitarme de manera casi milagrosa", declaró el cantante en una entrevista al diario argentino Clarín.

No obstante, meses después señaló que pudo rehabilitarse "de una manera casi milagrosa" después de "las pruebas que le planteó la vida", luego de que debió de cancelar al menos dos shows a los pocos minutos de haber iniciado e inclusive fue vetado del principal escenario musical mexicano, el Auditorio Nacional.

A la par de sus problemas de salud, se volcaron en avalancha sobre su persona una serie de conflictos, entre ellos el judicial con Alejandro Fernández, pero también rumores de que era adicto a las drogas y de que se había sometido a un tratamiento en una clínica de Los Angeles, donde inclusive se puso a dieta para bajar de peso.

Llegó a decirse hasta que había muerto, pero Luis Miguel, de 45 años, tomó con filosofía todas estas especies y dijo que "he tomado más en serio mi vida personal y me estoy tomando más tiempo también para mi vida profesional".

Luis Miguel está de vuelta por todo lo alto y la mejor prueba es el lanzamiento reciente de su nuevo disco "México por siempre", con música vernácula, acompañado del "Mariachi", la banda tradicional de este país.

A inicios del mes se conoció a través de la radio local el primer tema llamado "La Fiesta del Mariachi", y poco a poco se han difundido los otros que integran su nuevo material, en cuya tapa se muestra al cantante con "tuxedo" blanco y "corbata de pajarita" negra, al estilo del cantante estadounidense Frank Sinatra, a quien parece considerar su "alter ego".

"¡México por Siempre!" comenzó a venderse en forma digital el 17 de noviembre y el lanzamiento mundial se produjo una semana después.

Entre los 14 temas figuran éxitos probados de autores mexicanos como "Llamarada", "Soy lo prohibido", "El siete mares", "Serenata huasteca", "Que te vaya bonito", "No discutamos" y "Qué bonita es mi tierra".

Comentarios

Comentarios