Mayra Tous es la nueva Reina Nacional de la Vendimia

En Sinfonía azul para el vino nuevo se coronó a la representante de Tupungato como la nueva soberana. La virreina es María Eugenia Serrani, de Tunuyán. 
domingo, 8 de marzo de 2020 · 00:31

Sinfonía azul para el vino nuevo, fue el nombre de la 84° edición de la Fiesta Nacional de la Vendimia que tuvo como escenario el mítico teatro griego Frank Romero Day y que en la noche del sábado coronó a la representante del departamento de Tupungato, Mayra Tous como la nueva soberana nacional. Mientras que su virreina María Eugenia Serrani, es del departamento de Tunuyán. 

La nueva soberana nacional Mayra tiene 22 años, es periodista y es sobrina y prima de Mónica Tous y Florencia M. Tous, Reinas Nacionales 1985 y 2008, respectivamente. En el conteo obtuvo votos 67 y desde el principio se despegó de sus compañeras.

Por su parte, la virreina nacional también es del Valle de Uco y representó a Tunuyán, María Eugenia Serrani y obtuvo 48 votos. La joven de 21 años representó al distrito de Vista Flores y es estudiante de tercer año de medicina.

 

El espectáculo

El espectáculo artístico estuvo compuesto por diez cuadros que celebraron la pertenencia al territorio donde habita la nota azul. Vale recordar que en siglo XIX, Frédéric Chopin bautizó con el nombre de nota azul a un estado supremo de éxtasis producido por la música generando sensación de bienestar y nostalgia. El protagonista de la fiesta fue el director de una orquesta enfocado en componer una sinfonía singular que tuviese la nota azul para celebrar el nacimiento del vino nuevo. 

En este marco, y al no encontrar la nota azul, el director se queda dormido y en ese espacio las ancianas del territorio mendocino lo guían para encontrarla; por eso, las ancianas, se convierten en el alma del territorio, la fe y el vino y ostentaban la pertenencia a esa armonía donde habitaba la nota azul. 

El escenario brilló por cuenta propia con su simetría y claridad conceptual y una visualización que permitió una fácil percepción desde cualquiera de los puntos del gran teatro griego. Además del despliegue coreográfico, el cual contó con mil artistas en escena. El diseño escenográfico estuvo poblado de efectos especiales, yendo desde la piroescena (fuegos artificiales fríos en el escenario al ritmo de la música para reforzar la puesta escénica con efectos visuales) al protagonismo de un escenario giratorio, donde tuvo eje la historia central de esta fiesta.

Por su parte, la música también fue protagonista con un ensamble de músicos y voces mendocinas que pasaron por diferentes estilos musicales con carácter sinfónico que involucró a casi 70 personas, entre músicos y cantantes.

El público también se destacó en la fiesta máxima de los mendocinos, ya que los mendocinos y turistas colmaron el teatro desde las primeras horas de la tarde para aprovechar cada segundo de la previa y luego el Acto Central. Según informó el Gobierno, la primera noche reunió a más de 19.000 almas que alentaron cada puesta en escena.

 

Reclamo real

Las soberanas salientes, María Laura Micames (San Carlos) y la virreina Luz Mercol (Lavalle), aprovecharon la apertura del Acto Central para realizar su reclamo a favor del agua de la provincia. Si bien, no es un tema nuevo que Micames se proclame en contra de la minería y una defensora de la ley N°7.722, la reina nacional se metió de lleno y en su discurso final señaló: “Soy sancarlina defensora del agua pura”. El mensaje fue apoyado por su par, quien destacó el “agua es de todos”. Bastaron esas palabras para que las casi 20 mil personas que había en el público las ovacionara.

 

Mujeres al poder

A diferencia de otros años, las reinas departamentales ingresaron al Frank Romero Day acompañadas por mujeres. Desde 1913, que se celebraron las primeras fiestas en homenaje a la vid mendocina, nunca una soberana fue acompañada por una fémina.

Luego de años de lucha y de reclamo tanto de las actrices y cantantes locales para que las mujeres tengan más participación en Vendimia. Como así también, las ex reinas, quienes han pedido que se deje de presentar a las candidatas como objeto. En esta edición, los organizadores tomaron en cuenta esos pedidos y decidieron que las soberanas no fueran presentadas por hombres, como lo han hecho históricamente los gauchos, sino por actrices destacadas de sus respectivos departamentos.

Valorar noticia