Rufeil: “Lo peor que podemos hacer en este escenario adverso es paralizarnos”

El intendente habló de gobernar en tiempos de pandemia: optimizar gastos y ordenar las cuentas son claves para una gestión, cuando los recursos financieros escasean.
miércoles, 8 de julio de 2020 · 07:54

El intendente de San Martín, Raúl Rufeil, hizo un repaso del escenario actual, dominado por la pandemia y la escasez de recursos financieros del municipio, donde la recaudación cayó más del 40%, la Coparticipación otro 30% y el municipio no ha recibido hasta el momento ninguna respuesta a los pedidos de ATN que ha hecho a la Nación en tiempo y forma, ayuda que sí ha llegado a otros departamentos de la región, precisamente aquellos del mismo color político que la Nación.

“Se han solicitado dos ATN y nos fueron negados. El Presidente habla de solidaridad federal pero solo es una declamación que no llega a los departamentos de otro color político”, dijo Rufeil, quien sostuvo que “Ni siquiera nos han contestado los pedidos que se hicieron en tiempo y forma”. En ese marco, la comuna ha puesto su mayor esfuerzo en optimizar los gastos: “Hay que ajustarse; acá ocurre lo mismo que en una casa y hay que priorizar”.

El ordenamiento de las deudas (la comuna heredó de la gestión anterior una que suma cinco nóminas salariales), de la situación financiera, administrativo, de recursos humanos y de inventario resultan claves hoy “y es la única manera de despegar”. En cualquier caso, Rufeil se mantiene optimista: “Lo peor que podemos hacer en este escenario tan adverso es paralizarnos. Nosotros prometimos en campaña ir por las cosas sencillas que precisa la gente y que le cambian la vida y ese sigue siendo nuestro objetivo: el agua potable en todos los distritos, por ejemplo, un proyecto en el que venimos trabajando desde el primer día, porque no podemos permitir que en el siglo XXI haya gente que aún no la tiene”.

Respecto a la pandemia, el intendente subrayó la tarea que hace el hospital Perrupato y “la colaboración que brinda el municipio, con recursos económicos y humanos. Nuestra área de Defensa Civil se ha apostado en el parador de camiones de Alto Verde, donde se hacen controles diarios de la sanidad de los transportistas. Hay que destacar en ese sentido, la responsabilidad que muestra el grueso de la ciudadanía, que elige usar barbijo, mantener una distancia prudente y lavarse las manos”.

En ese sentido, el intendente de San Martín recordó que “el Ministerio de Salud funciona como un gran hospital y desde allí se decide dónde se alojan los pacientes. El Perrupato es un hospital regional con influencia en toda la región e incluso en parte de Maipú, por eso es que tenemos alojados allí a pacientes de Covid 19 que son vecinos de Maipú”.

Ante la pregunta del periodismo, Rufeil explicó que la empresa Santa Elena continúa prestando el servicio en el departamento “porque viene con un contrato de la gestión anterior que se extiende hasta 2021 y que nosotros debemos respetar porque ellos están cumpliendo su parte. De todos modos, hemos negociado con ellos, logramos sumar 20 barrios (15 de San Martín y 5 de Palmira) al recorrido, se redujo en 6,5 millones de pesos el monto del contrato y los 72 millones de pesos que se les debe se han prorrateado en 12 cuotas”.

“Estos es parte del ordenamiento financiero del que hablamos. Nosotros no tenemos un parque automotor como el que posee Rivadavia o Junín y la verdad es que el 70% de nuestras movilidades están con graves problemas. Ese es otro tema que tenemos que resolver y lo estamos haciendo”, agregó Rufeil.

El intendente de San Martín es un hombre que recorre el departamento, “aunque en esta época de pandemia tengo que cuidarme por mi salud. De todos modos salgo, escucho a la gente y siento que nos alienta a seguir adelante. Estamos pagando los sueldos en término, sin recurrir a descubiertos bancarios y las obras que se han hecho han sido hasta el momento con recursos del municipio”.

Finalmente, el intendente se refirió al albergue para gente en situación de calle que la comuna está acondicionando en el primer piso de la terminal de colectivos: “No nos conforma solo tener el albergue, la idea es darles las herramientas para que puedan salir adelante, un oficio, un desarrollo como ser humano que le permita dejar de vivir de la dádiva del estado. No nos podemos quedar con darle una cama por cuatro meses de invierno”, dijo Rufeil y cerró: “La verdad es que no lo abrimos antes porque no encontrábamos casa para alquilar porque nadie quiere alquilar un inmueble para esta tarea”.

Valorar noticia

Otras Noticias