Problemas con el agua que se consume en Las Catitas

Según un informe del EPAS hay varios pozos de agua que tienen alto contenido de arsénico. Vecinos piden intervención.

Por Marina Cuello
  • 0
  • 0

Desde hace tiempo se había declarado la emergencia sanitaria en el departamento de Santa Rosa en cuanto a materia de agua potable. Lo cierto es que este problema data de hace más de una década. Lo preocupante para los vecinos es que pese a las idas y venidas de los gobiernos municipales no se interviene para dar una solución definitiva a este problema.

“Es hora que se pongan a trabajar para mejorar la calidad del agua potable. La pagamos bimestral mente y para tomar debemos comprarla en bidones”, comentó una vecina del distrito Las Catitas que muestra mucha preocupación por esta situación.

Según un informe del EPAS (Ente Provincial de Agua y Saneamiento), luego de analizar el agua de pozos de cuatro distritos: 12 de Octubre, Santa Rosa, La Dormida y Las Catitas, este último figura con la calificación de agua “no apta” para consumo humano según el comunicado. En el resto del informe se detalla que el agua en los otros sectores es "inadecuada" y tiene “alto contenido de arsénico”.

“Se trata de la salud de todos los santarrosinos. No podemos seguir consumiendo agua que esté contaminada. Nos hemos quedado en el tiempo. Es un recurso vital para vivir, ojalá puedan solucionar cuanto antes esto. Yo trato de comprar agua pero es muy caro, no puedo todos los meses. Me aterra saber que esa agua no solo la consumo yo sino mis hijos y mi familia”, aseguró a Mendovoz Susana, una vecina del distrito más afectado por los niveles de arsénico en el agua.

 

Gestiones de la Comuna

Ante el informe arrojado por el EPAS y la alarma de los vecinos, la Municipalidad de Santa Rosa analiza implementar una nueva modalidad en el tratamiento del agua potable.

Ante esto se consultó a un especialista en ozonización de aguas para realizar una toma de muestras de líquidos potables de pozos del departamento para hacer pruebas.

Estas consistieron en un proceso donde se inyectó ozono a las muestras con diferentes tiempos para verificar el grado de actuación sobre las mismas.

A partir de este procedimiento, se realizó la verificación de la muestra ozonizada y filtrada. La misma será llevada a un laboratorio para iniciar la búsqueda de datos sobre los resultados arrojados, y así determinar las acciones que realizó el ozono.

Según afirmó la Comuna, esta es una novedosa modalidad de tratamiento de agua y que según los resultados puede ser aplicada en un futuro en el departamento para poder bajar los niveles de arsénico en algunos pozos de agua.


Comentarios

Comentarios