Los gajes del oficio que reconfortan

Tres policías de San Martín asistieron el parto de una joven que pidió ayuda a la línea telefónica de emergencia 911.

Los gajes del oficio que reconfortan
  • 0
  • 0

Las historias que merecen ser contadas. Profesiones como la de ser policía y estar a la orden de las necesidades de la comunidad suelen tener postales no tan lindas. En este caso el rápido accionar de tres policías tuvo como resultado el exitoso nacimiento de una bebé.

La madrugada del miércoles, alrededor de la 1.50, un llamado al 911 alertó a tres oficiales que se encontraban en servicio en la Comisaría Nº28 de Palmira. El anuncio indicaba que tenían que auxiliar a una camioneta que tenía desperfectos mecánicos y que trasladaba a una gestante con trabajo de parto.

Los uniformados se dirigieron a la Lateral Sur de la ruta N°7 y el carril San Pedro de San Martín, lugar donde se encontraba una camioneta Ford Escort y en su interior una joven de 18 años a punto de dar a luz. La chica estaba acompañada de otro joven de 19 años.

Los auxiliares Ricardo Herrera, Gastón Miranda y Gisela Ponce no tardaron en asistir el parto y realizaron la asistencia correspondiente. “Recibimos un llamado y debimos ir al encuentro de la camioneta que tenía un desperfecto mecánico. La mujer estaba en trabajo de parto por lo que la ayudamos a dar a luz. Se le realizó un torniquete al cordón y la pusimos en el pecho de la mamá hasta que llegó la ambulancia. La beba y la mamá estaban en buen estado de salud”, expresó Ricardo a Mendovoz , uno de los héroes de esta historia.

Tanto la mujer como la bebé fueron trasladas al hospital Perrupato y se encuentran en buen estado de salud. Pese a que la niña nació con ocho meses de gestación se encuentra estable y fuera de peligro.

“Fuimos a visitar a la mamá y la niña luego de lo ocurrido. Le llevamos algunos regalos. Hace muchos años prestamos servicio como policías y nos tocan muchas veces situaciones difíciles que afrontar. Esto es algo que nos reconforta y nos llena el alma. Más allá de los reconocimientos que nos pueda dar la institución, la mayor satisfacción es que la niña y madre estén sanas y salvas”, concluyó Ricardo. Sin dudas una historia con nacimiento feliz.


Comentarios

Comentarios