A un acto de violencia le devolvieron un abrazo simbólico

Tras aparecer la fachada de la escuela Nacional con grafitis agravantes, la institución realizó una jornada de protesta silenciosa.

Por Marina Cuello
  • 0
  • 0

Hace dos semanas atrás, la fachada de la escuela Nacional de San Martín apareció llena de grafitis con frases desafortunadas, luego del esfuerzo que realizaron un grupo de padres voluntarios para pintarla. Las autoridades denunciaron el ilícito y se trabaja para identificar a las personas que causaron el desmán.

Este hecho conmocionó a toda la comunidad educativa por el esfuerzo que se hizo en hacer la tarea. Pero a pesar del repudio por lo ocurrido, la escuela continuó sus actividades y lo hizo de una manera diferente reflexionando sobre el hecho. Es así que los alumnos y docentes realizaron una jornada denominada “Abrazo simbólico”.

Desde la institución aseguraron que se realizó esta actividad donde se enseña a los alumnos el valor de la tolerancia revirtiendo la acción que se repudia -de rayar las paredes- pegando carteles con lemas como “Porque amo a mi escuela, la cuido”. De la jornada participaron otras escuelas a las que les ocurrieron situaciones similares.

En tanto la directora del establecimiento, Cristina Oni, aseguró: “La escuela nos duró dos días pintada. Entonces decidimos cortar con el círculo vicioso. Con una protesta silenciosa y un abrazo simbólico a la escuela y lo hicimos en el día de su aniversario”. 

“El lema de la escuela es Humanizar el carácter y la forma de hacerlo es teniendo tolerancia. Les pedimos a los alumnos que esta pintura no tiña sus corazones de violencia. Somos docentes y lo que no podemos perder es la esperanza en un sueño de un mundo mejor”, remarcó la directora.

 

 


Comentarios

Comentarios