Embotellamiento, un proyecto de alumnos santarrosinos que traspasó fronteras

Gracias a las gestiones de profesores y alumnos, la escuela cuenta con ladrillos PET para la construcción de un invernadero.

Por Marina Cuello
  • 0
  • 0

Gracias a las gestiones de profesores y alumnos, la escuela cuenta con ladrillos PET para la construcción de un invernadero. En tanto las comunas de Santa Rosa y Junín elaboraron un convenio de colaboración mutua para poder continuar con las acciones de reciclado.

Un grupo de alumnos de la escuela Nº4-199 María Luisa Degni, del distrito La Dormida, junto a su profesora Rosina Raed llevan adelante un ambicioso proyecto ecológico denominado Embotellamiento. El mismo, luego de diversas gestiones, tomó una mayor dimensión que sin dudas será beneficioso para la comunidad.

Desde hace tres años la institución trabaja con el reciclado de plásticos para elaborar proyectos socio-comunitarios. “Con los alumnos hemos realizado desde contenedores con la reutilización de botellas hasta proyectado garitas de colectivos. Para esto necesitábamos la ayuda de empresas que se dedicaran a esto y sabíamos de la planta que hay en Junín. Me tomé el trabajo de ir hasta el Municipio y pedí hablar con el intendente, el cual accedió a ayudarnos con el proyecto”, comentó a Mendovoz Rosina Raed autora del proyecto Embotellamiento.

Luego de esta iniciativa, desde las Comunas de Junín y Santa Rosa se elaboró un convenio de colaboración recíproca, con el objetivo de elaborar ladrillos PET a partir del material aportado por alumnos de la escuela.

“Lo que se ha logrado es muy grande y valioso para nosotros. Se nos entregó 475 ladrillos que equivalen a mil kilos de plástico. Con eso podemos empezar a construir un invernadero en la escuela ya que tiene una modalidad agro-ambiental y será muy útil para los chicos. Sabemos que a partir de este convenio, todas las escuelas de Santa Rosa podrán llevar a cabo proyectos similares. Para nosotros es muy satisfactorio”, expresó Rosina.

Según el convenio labrado, por cada mil kilos de envases plásticos y 12 bolsas de cemento aportados por Santa Rosa, la Municipalidad de Junín entregará 475 ladrillos, que serán utilizados con fines sociales.

“La semana pasada hicimos la primera entrega de ladrillos Pet. Lo que se busca es promover la integración entre departamentos a través del reciclado y la conciencia sobre el cuidado del medio ambiente”, confió Daniel Ascurra, encargado de la Planta de reciclaje Junín Punto Limpio.

Sin dudas el impulso colectivo de estos alumnos junto a su profesora es de gran ejemplo por estos días. Agotaron todas las instancias para cumplir un objetivo y lograron que dos municipios se unan en una causa ecológica y beneficiosa para la comunidad.


Comentarios

Comentarios