Brutal ataque a dos mezquitas en Nueva Zelanda

Al menos 49 personas murieron en balaceras contra fieles en dos mezquitas de Christchurch, en la Isla Sur del país.

Brutal ataque a dos mezquitas en Nueva Zelanda
Por Ansa Latina
  • 0
  • 0

(ANSA) - Al menos 49 personas murieron y 48 resultaron heridas en ataques a dos mezquitas la localidad de Christchurch, en la Isla Sur de Nueva Zelanda.

Los ataques se produjeron a través de hombres armados que la emprendieron a tiros, probablemente con fusiles de alto poder, contra la gente.

Según un testigo, uno de los asaltantes llevaba casco, gafas y chaqueta militar, y utilizó un arma automática con la que realizó una veintena de disparos.

Entre los feligreses que se encontraban en la mezquita, estaban varios miembros del equipo de cricket de Bangladesh, que hoy viernes tenía previsto disputar un encuentro contra Nueva Zelanda, reportó la prensa.

Hay informes de un tercer tiroteo activo que se desarrolla fuera del Hospital Christchurch, sin embargo, la policía no ha confirmado este hecho.

Toda la Isla Sur de Nueva Zelanda se encuentra bloqueada, en medio de la confusión y escenas de pánico.

Uno de los hombres armados es un australiano que ha escrito un manifiesto declarando sus intenciones. En él, dice "es un ataque terrorista". El sujeto que transmitió por Facebook la matanza, se identificó como "Brenton Tarrant", quien fue detenido, al igual que otros tres sospechosos de los ataques.

La policía logró detener a tres sospechosos tras los ataques contra dos mezquitas de la localidad de Christchurch, en la Isla Sur de Nueva Zelanda, donde se registraron al menos 49 muertos y 20 heridos.

Uno de los tiradores transmitió en vivo por Facebook el ataque a uno de esos templos.

El joven identificado como Brenton Tarrant, de 28 años y nacido en Australia, emitió a través de Facebook Live, 17 minutos del ataque desde que llegó en auto a la mezquita de Al Noor hasta el momento de la masacre.

En el video se observa que tiene en su poder, dentro del vehículo, un gran arsenal de armas y bidones llenos de combustible. Una vez dentro de la mezquita, el atacante comenzó a disparar de manera indiscriminada. 


Comentarios

Comentarios