Dorian es el huracán más devastador en el norte de las Bahamas

El ojo del huracán, de categoría 5, sopla sobre la isla Ábaco con vientos de hasta 285km/h. Mirá las fuertes imágenes.
domingo, 01 de septiembre de 2019 · 19:23

El huracán Dorian tocó tierra en el norte de las Bahamas hoy, convirtiéndose en la tormenta más fuerte jamás registrada en la región.

Su paso con vientos de 295 km/h ha desatado "condiciones catastróficas" en las islas Ábaco, dijo el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC, por sus siglas en inglés) en su último parte.

Dorian tocó tierra a las 12.40 hora local (16.40 GMT) en Elbow Cay, en las islas Ábaco, y se dirige "con toda furia" hacia Gran Bahama, advirtió el NHC.

Más tarde, a las 14 hora local (18 GMT), el ojo del huracán volvió a tocar tierra en la isla Gran Ábaco cerca de Marsh Harbour.

El huracán "causará destrucción extrema en las áreas afectadas y continuará por varias horas".

"Nos enfrentamos a un huracán... uno que nunca hemos visto en la historia de las Bahamas", dijo hoy entre lágrimas el primer ministro de Bahamas, Huber Minnis, según reportaron medios locales.

Se espera que Dorian pase por "la isla de Gran Bahama a lo largo de la tarde y esta noche", escribió el organismo meteorológico que califica la tormenta de "extremadamente peligrosa".

Esta es una de las islas más al norte de las Bahamas y se encuentra a tan solo 90 kilómetros de la costa este de Florida.

Así, en la tarde de hoy, el Centro Nacional de Huracanes emitió un aviso de huracán para Florida que abarca desde Júpiter hasta el condado de Brevard/Voluisa.

Esto significa que esperan condiciones de huracán en algún lugar dentro del área de advertencia, explicó el CNH.

Sus "vientos devastadores" amenazan con causar marejadas y precipitaciones "potencialmente mortales".

Los habitantes de Nassau, la capital de las Bahamas, se prepararon desde los últimos días para la llegada del huracán.

Hoy, el primer ministro de Bahamas, Hubert Minnis, dijo que el país enfrenta un huracán de violencia sin precedentes.

"Este es probablemente el peor y más triste día de mi vida para dirigirme al pueblo de las Bahamas", dijo Minnis en una conferencia de prensa, según publicó el diario Nassau Guardian.

Ayer, Minnis les "rogó y suplicó" a los habitantes de las islas Ábaco y Gran Bahama que se trasladaran a áreas seguras. "Las casas y las estructuras se pueden remplazar, las vidas no", dijo el gobernante.

 

Olas destructivas

El NHC prevé una marejada ciclónica que podría elevar las aguas entre 4,5 y 6 metros por encima del nivel normal en zonas de las islas Ábaco y Gran Bahama, causando grandes y destructivas olas.

Los cambios registrados en los últimos dos días en la trayectoria de Dorian han transformado de forma importante las previsiones que existían sobre su posible impacto en el sur de la Florida (Estados Unidos).

Hasta ayer se pensaba que podía golpear con toda su fuerza a las ciudades de Miami, Fort Lauderdale y West Palm Beach.

Las últimas proyecciones reducen la posibilidad de que eso ocurra, aunque sin descartarlo del todo.

Se espera que, tras pasar hoy por Bahamas, Dorian se aproxime a la costa oriental de Florida entre finales de mañana y principios del martes.

"Hay un gran riesgo de fuertes vientos y tormenta peligrosa para las costas de Georgia, Carolina del Sur y Carolina del Norte para mediados de la próxima semana", dijo el NHC.

Mientras, agregó que, si bien es probable que el huracán experimente algunas fluctuaciones, "se espera que Dorian siga siendo un poderoso huracán durante los próximos días".

En cualquier caso, el NHC ha indicado que se esperan fuertes lluvias sobre una parte de las Bahamas, sobre Florida y en otras partes del sureste de Estados Unidos.

 

Planes de contingencia

Desde mediados de semana, los residentes de Florida acudieron de forma masiva a los comercios para adquirir las provisiones necesarias para hacer frente a esta contingencia.

Muchas personas en Florida acudieron a comprar planchas de madera para proteger las ventanas de las viviendas.

En las estaciones de gasolina,hubo colas e incluso falta de suministro.

En varios supermercados de Miami, las ventas de agua embotellada estaban siendo racionadas ante la intensa demanda.

Ayer a la noche ya había numerosas estaciones de gasolina que no contaban con suministro suficiente para abastecer a los clientes.

Ante la incertidumbre, las autoridades les habían recomendado a los residentes de las zonas que potencialmente podrían verse afectadas por Dorian que tomen precauciones y se abastezcan de agua, comida y medicinas suficientes para cubrir sus necesidades durante varios días.

Hoy por la noche, algunos noticieros mostraban personas en Miami que se preguntaban si era posible devolverles a los comercios algunos de los productos adquiridos y no consumidos.

Un signo claro de que pensaban que para ellos el peligro ya estaba conjurado. Queda por ver si es así

Galería de fotos

Valorar noticia