Alarma mundial: China cierra la Gran Muralla y se aísla por el coronavirus

La emergencia declarada obligó además a separar a millones de personas del resto, paralizar la actividad turística y bloquear el uso de los transportes públicos.
sábado, 25 de enero de 2020 · 08:18

Entre tantas historias fantásticas que de repente se hacen realidad durante estos tiempos hay una que jamás será olvidada y no es ningún cuento chino. De hecho ha obligado a tomar drásticas medidas simultáneas de gran impacto sin precedentes en la historia mundial.

Es que China ha debido tomar recaudos inéditos ante la declarada emergencia por coronavirus que obligó a aislar masivamente a millones de personas, paralizar la actividad turística y bloquear el uso de los transportes públicos.

Y eso ni siquiera es es lo más llamativo: justo en el día del Fin de Año lunar, Pekín se ha visto compelido a ejecutar esas iniciativas, como cerrar algunos tramos de la Gran Muralla, mientras el Ejército Popular de Liberación envió 150 médicos militares en plena noche a Wuhan, la ciudad foco del virus, en un avión de transporte de tropas, en ejecución de una específica indicación del presidente Xi Jinping.

 

 

En ese contexto, los muertos a causa de la epidemia llegan a 41 según el último boletín difundido por el gobierno oriental, mientras los casos comprobados de contagio del nCOV-2019 subieron a más de 1.000 y continúan difundiéndose señalamientos en todo el mundo. Como en Parma, Italia, donde una paciente fue puesta “en aislamiento respiratorio prudencial”.

Llamativamente, entre las casi 40 provincias, regiones y municipalidades especiales que la componen, la única jurisdicción china que no registra casos es Tibet, en contraposición con Hubei, la provincia de la que Wuhan es su capital, que posee la mitad de los contagiados y la casi totalidad de los decesos.

Tanta es la alarma que en Wuhan están construyendo en tiempo récord un hospital especial para tratar el coronavirus, a la vez que las autoridades médicas admitieron la necesidad de aumentar las provisión de medicinas, incluso kits para los test para individualizar el flagelo y las mascarillas protectoras, las cuales ya fueron arrasadas por la gente en muchas ciudades.

 

 

Como para enrarecer más el panorama, mientras tanto, jefes provinciales del Partido Comunista Chino (PCC) averiguan cómo fue posible la fuga de algunos residentes de Wuhan a pesar de la prohibición “de abandonar la ciudad a menos que existan causas adecuadamente justificadas”.

Además de la Gran Muralla, en Pekín, desde mañana serán cerrados los templos más notorios y la Ciudad Prohibida, como así también el museo y la biblioteca nacionales.

En Shanghai, el más grande hub comercial chino cerrará las puertas de numerosos museos y todo el parque de Shanghai Disneyland, que tradicionalmente es tomado por asalto durante las festividades.

En la ciudad elevaron el nivel de alerta en respuesta a la emergencia sanitaria a un grado máximo: el 1.

 

 

A su vez, las redes sociales en mandarín explotan con observaciones sobre “una situación irreal, casi de fin del mundo”, en contestación a una cuarentena de magnitud bíblica, jamás efectuada antes en la historia.

Las autoridades chinas extendieron a 13 ciudades el freno de los transportes públicos, entre Xianning, Xiaogan, Enshi y Zhijiang, y ampliaron el cordón sanitario a 41 millones de habitantes.

También dispusieron el cierre de lugares abiertos al público, como teatros, y la cancelación de eventos masivos.

Siempre desde mañana, tanto la Capital como el Daxing, los dos grandes aeropuertos internacionales de Pekín, estarán operativos los equipamientos para el escaneo de la temperatura corporal en todos los pasajeros en arribo.

 

 

China incluso les ordenó a todas las agencia de viaje de interrumpir la venta de tours internos e internacionales con el paro a la venta de pasajes para los paquetes turísticos a partir de hoy.

La difusión del coronavirus continuó su marcha en el frente externo con un segundo caso verificado en Estados Unidos (donde fueron reforzadas las medidas sanitarias de seguridad) y señalamientos en Japón, Corea del Sur, México y Nepal, para un total de 19 casos en por lo menos siete países.

Valorar noticia