Argentina, entre los que más invierten contra el COVID-19

Lo destacó el FMI en un informe sobre la situación actual de los países, donde destaca que el 2% del PBI destinado por el presidente Alberto Fernández es uno de los más altos entre los países del G20.
domingo, 29 de marzo de 2020 · 01:19

Con un modelo de intervención que prioriza la salud de la población y con fondos equivalentes al 2% del Producto Bruto Interno (PBI, que es el valor total de los bienes y servicios producidos en un país durante un período determinado), la Argentina es uno de los miembros del G20 que comprometió más esfuerzos para paliar el impacto económico y social de la pandemia de coronavirus.

Justamente ese modelo de intervención fue destacado por el presidente Alberto Fernández y el ministro de Economía de la Nación, Martín Guzmán, en sendas teleconferencias mantenidas el jueves y el martes, respectivamente, con jefes de estados de países miembros del G20 y con titulares de hacienda y de bancos centrales.

Las medidas adoptadas por el Poder Ejecutivo Nacional se enfocan principalmente en la salud de la población y los sectores más vulnerables, y equivalen a alrededor del 2% del PBI, estimado en aproximadamente en U$S350.000 millones, según estimaciones realizadas por fuentes privadas y oficiales consultadas por Télam.

 

 

En cuanto a las medidas adoptadas, son "los tres modelos para hacer frente a la demanda", que según Guzmán son transferencias de dinero, protección del empleo a través de subsidios al trabajo en los sectores que sean afectados críticamente por la crisis y extensión de seguros de desempleo, combinados con un estímulo a la producción para garantizar abastecimiento y evitar quiebras.

Es así que en conjunto significan un compromiso en el gasto público que es uno de los más altos de la nómina de países del G20.

De todos modos, en el caso argentino es mayor aún el esfuerzo debido a que el país viene de una recesión profunda previa a la nueva crisis global a causa del coronavirus.

 

 

Estos datos se desprenden de información provista por el Fondo Monetario Internacional (FMI), que compiló todas las disposiciones que pusieron en marcha los distintos países para neutralizar la pandemia y revertir el paréntesis económico que están provocando las normas de aislamiento.

En este contexto, Argentina se destaca con políticas similares a las aplicadas por naciones europeas.

Es que, desde que se desató la pandemia, en el mundo surgieron dos enfoques extremos y contrapuestos para frenar el flagelo y a la vez sortear la recesión: de un lado se ubicaron quienes postularon que la actividad económica no se debía frenar y del otro están los que creen son necesarios el aislamiento de la población con medidas de estímulo fiscal sin límites para mantener las economías en marcha.

 

 

Un ejemplo del primer caso es Estados Unidos y uno del segundo es Dinamarca.

Simultáneamente, en el medio de esas dos posturas extremas hay otras recetas, como las de Alemania, Francia, Italia y España. Y Argentina replicó algunas medidas aplicadas por estos últimos.