300 palabras: ¡Por un 2020 colmado de crisis!

martes, 31 de diciembre de 2019 · 19:20

Por Guillermo Giaquinta, especial para MendoVoz

Dicen que para los japoneses crisis es cambio, oportunidad.

Y bueno, entonces, ¡vamos por un año lleno de crisis!

Crisis en las carnicerías porque dejamos de creer que la carne viene en bandejitas y más y más nos hacemos menos carnívoros.

Crisis en las automotrices, porque decidimos dejar de contaminar y elegimos buses y bicis.

Crisis en las veterinarias porque elegimos que nuestras mascotas vivan como animales, con todo respeto.

Crisis en las panaderías y para los nutricionistas porque decidimos dejar de empujarnos harinas refinadas en todas sus formas.

Crisis en las sastrerías, los barrios privados, las concesionarias de alta gama, los viajes all inclusive caribeños y a tanto otro lujo vulgar, porque los políticos y los jueces empiezan a ganar sueldos razonables.

Crisis en los canales de noticias porque elegimos una buena película antes que cargarnos de una inútil mala vibra con policiales y económicas.

Crisis en los matrimonios que hace años que conviven como pensionistas y les hacen creer a los hijos que el amor es eso.

Crisis en los malls y los shoppings porque nos damos cuenta de que vos sos más importante que tu ropa y que nada es más efímero que la moda.

Crisis en las bodegas porque entendemos que todo lo que hay detrás de un vino caro es marketing y sarasa.

Crisis en las escuelas de cocina y sommeliers porque descubrimos que la idea es juntarnos a comer y beber para hablar de nosotros y no de los ingredientes.

Crisis en las mineras porque los pueblos entendemos que cambió el paradigma y que los países desarrollados con sus ensayos nucleares y su desprecio por el mundo no estarían siendo un gran ejemplo a seguir.

Y la crisis más deseada: que los comedores comunitarios se queden sin comensales porque los niños comen en sus casas y en familia.

“No estamos viviendo un cambio de época sino una época de grandes cambios” dicen en la película Los dos Papas.

¿Será?

¡AMEN! (que así sea)