Un festejo con salud débil

Un festejo con salud débil
Por Redacción MendoVoz
  • 0
  • 0

Por Marcelo López

El miércoles 17 de abril se celebrará una nueva edición del Día del Malbec, la cepa que se ha transformado en el Maradona de la vitivinicultura argentina, una especie de emblema sobre la cual se sustentó el crecimiento del vino en los mercados internacionales en los últimos años.

La oportunidad parece propicia para, además de descorchar unos buenos caldos, sumar a las polémicas sobre el futuro de la vitivinicultura argentina que cobreo vigencia en las últimas semanas como hemos contado acabadamente en este espacio.

Después de la serie de reuniones que también hemos detallado, cierta paz parece haber llegado con la promesa de comenzar debates y discusiones más serias, sin embargo mientras esto sucede la realidad no cambia. Se multiplican y re multiplican los testimonios de productores que entregaron su uva en las bodegas y aún no les fijan el precio o precios de vinos en el caso de los blancos escurridos que no superan los $7 o uvas criollas y cerezas que se están pagando a $2,50 más flete y cosecha.

La situación de los productores de las mejores uvas tampoco la están pasando bien con precios similares a los del pasado año, con inflación del 40 % y devaluación del 100%.

El final de la cosecha está cerca, no más de tres o cuatro semanas, por que viene algo atrasada y de una calidad superlativa y en volumen algo más escasa de lo esperado, lo que puede ser tomado como una buena noticia.

Las molestias en entre la política y las instituciones siguen turbias, los dobles mensajes desde el oficialismo y el desentendimiento de la oposición generan preocupación en el sector que esperan encontrar interlocutor para comenzar una discusión sería del futuro.

Por lo pronto, el rumor de que puede haber cambios de conducción en un par de las entidades más importantes del sector va cobrando fuerza.

No son pocos los que ya se preguntan cómo debe ser la nueva vitivinicultura y cómo y dónde debe empezar a gestarse una nueva etapa de transformación. ¿Hay que seguir siendo “malbecdependientes” en un mundo que se va corriendo a los blancos, los rosados y los tintos frescos y jóvenes? Qué nichos y mercados se deben buscar? ¿Se debe limitar y regular plantaciones y elaboración? ¿Se debe erradicar? Hacia dónde ir en definitiva. Solo algunas de las muchas preguntas que se amontonan sobre la mesa.

Mientras tanto, el año no será fácil y las esperanzas del granel empiezan a tener competencia, la confirmación de que se vienen súper cosechas en Italia y España prenden luces de alerta y todo hace pensar que la cosecha sudafricana también ha sido de buena calidad y cantidad como la nuestra.

Hablando de graneles, precisamente el sector cooperativo está esperanzado con los avances de negociaciones con el gigante de Asia de donde regresó haces unos días el titular de FeCoViTa Eduardo Sancho. El Gobierno, ProMendoza y la Cámara de Graneles también centran sus expectativas en una ronda de negocios inversa que se realizará en Mendoza el próximo junio.

Todo parecerá poco para sanar la afección mientras el gran paciente, que es el mercado interno, no muestre algún síntoma de salir de terapia intensiva.


Comentarios

Comentarios