Panorama vitivinícola: ¿El incendio final?

viernes, 17 de abril de 2020 · 10:27

Por Marcelo López especial para MendoVoz

Si alguien creía que los primeros síntomas de reacción frente a la crisis mostraban una pequeña tregua en la interna de la vitivinicultura, erró el pronóstico de cabo a rabo.

Un solitario e inconsulto documento (incluso para su propio seno) de Bodegas de Argentina terminó de echar nafta a las brasas encendidas que quedaban del conflicto, provocando un incendio de tal magnitud que los actores creen que será el golpe definitivo para lo que quedaba de la unión de la industria.

El documento de Bodegas de Argentina al Gobierno Nacional no solo cayó muy mal en el sector, sino que hasta el Gobierno Provincial -a través del ministro Enrique Vaquié- mostró su desacuerdo. En privado algunos funcionarios incluso fueron más duros que el ministro tildando de irresponsables a los directivos de BA.

Lo cierto es que lo que no había pasado hasta ahora pasó, el Estado mendocino (y el nacional también) tomaron partido sutilmente por uno de los lados de la contienda.

En la provincia molestó que se cortaran solos con pedidos que son fuera de contexto en este momento, como bien lo dijo el ministro Vaquié en diálogo con este cronista, el ministro Kulfas tiene una lista eterna de preocupaciones antes que las retenciones del vino. Y, agregamos nosotros, pasa a ser un tema de muy bajo orden cuando se está frente a mercados internacionales que difícilmente compren algo en los próximos meses.

En el Gobierno Nacional en tanto aseguran que lo de las vinotecas y el vino como alimento ya habían tomado nota cuando charlaron con la CoViAr y se mostraron muy molestos con el pedido de descongelamiento de precios. “Los CEOS de estas bodegas multinacionales parecen bastante insensibles. Quieren ser punta de lanza de multinacionales de otros sectores con las que tiene contacto y apuran para romper el congelamiento que es algo que desde el sector nadie nos pidió” y rematan diciendo que piden ayuda y fondos, pero no quieren colaborar.

Los funcionarios también coinciden con gran parte del sector que molestó muchísimo que pidieran el descongelamiento de los vinos de media y alta gama y ofrecieran mantener congelados los vinos de mesa y entry level. “Creen que la uva y los costos solo aumentaron para elaborar vinos de alta gama” se preguntan al unísono, y califican de egoísta -por lo menos- la actitud de Bodegas; “venden al otro con tal de beneficiarse” aseguro un pequeño bodeguero que está cada vez más lejos de la entidad de la calle Rivadavia y ya analiza dejar de pagar la cuota.

Pero no es el único foco de guerra. El comunicado reflotó un pase de facturas pendiente de la vendimia: “Ahora dicen que la cosecha fue buena pero poca, pero en plena vendimia llamaban a los diarios a decir que la cosecha venía bárbaro y que iba a estar en el nivel del año pasado para bajarnos el precio de la uva”.

Efectivamente el documento de la entidad bodeguera pide la reapertura de vinotecas, el final de las retenciones a las exportaciones, el descongelamiento de precios de los vinos de media y alta gama y por supuesto la suspensión del pago de la cuota a la CoViar.

Para pedir el descongelamiento es precisamente que la entidad asegura que “el precio del vino como insumo de producción se disparó recientemente por una menor cosecha de uva, y lamentablemente las bodegas no tuvieron tiempo suficiente para trasladar estos nuevos costos a precios”.

Según Acovi, cuyas cooperativas ya terminaron la cosecha, efectivamente el ciclo cerrará con unos 20 millones de quintales, incluso un 10 % por debajo del pronóstico del INV lo que debería generar una presión al alza en todas las gamas de vino pero que será contrarrestada por la baja notable del consumo interno y externo en la crisis.

Lo cierto es que la crisis más que cerrar heridas parece traer el incendio final.

Otras Noticias