Panorama Vitivinícola: Otra cosecha adentro, pero nada cambia

viernes, 14 de mayo de 2021 · 07:35

Por Marcelo López, especial para MendoVoz

Con los vinos de este 2021 ya tomando forma en las bodegas, la actividad no cesa y las discusiones sobre lo que viene van tomando vuelo.

La semana pasada en este espacio explicamos algunas de las problemáticas que vienen y obviamente ya se desatan los conciliábulos y algunas presiones sobre las medidas a tomar.

Los números siguen golpeando, la leve recuperación de las exportaciones de abril que comunicó el INV no alcanza aún para formar una tendencia, por el contrario, no solo la tendencia sino también las previsiones no son buenas. En el primer cuatrimestre las exportaciones de vino fraccionado subieron 13.8 por ciento en tanto las de vino granel cayeron 48.8 % por lo que en volumen las expo del vino argentino cayeron un 23.2% y las de mosto un 24.5%.

A esto hay que sumarle que Bodegas de Argentina volvió a reafirmar que si bien las exportaciones de vino fraccionado crecieron en volumen caen en facturación y en el precio promedio de la caja exportada lo que complica un número que podría ser auspicioso.

El próximo miércoles se reunirá el Comité Ejecutivo del Banco del Vino, se espera con cierta ansiedad este primer encuentro ya con los números de la cosecha y previsiones de lo que vienen sobre la mesa.

El cálculo grueso inicial, a partir de lo que arrojó la cosecha por encima de lo pronosticado, da que podría haber unos 200 millones de litros más de vino que lo planeado. A partir del miércoles la nueva entidad deberá discutir cómo interviene y cuantos litros saldrá a buscar que se “depositen” en el banco para bloquearlos del mercado y tratar de mantener el precio. Mientras desde San Juan, al igual que años anteriores, ya comienzan a aparecer voces pidiendo postergar la fecha de liberación de los nuevos vinos para el 1 de agosto. Medida de la cual gran parte de la industria descree, ya que podría tener alguna utilidad en mercados, interno y de exportación, en expansión y no en retracción como es la situación actual.

Mientras tanto en la noche del jueves mientras esta columna se imprimía, Acovi presentó el tradicional informe de costos de esta cosecha 2021 este año en forma virtual.

Los datos (que desarrollaremos con más profundidad la próxima semana) ratifican lo que todos los productores viven en carne propia y los verdaderos interesados en el mundo vitivinícola conocen a la perfección, a pesar de la mejora de los precios promedio pagados por la uva los valores siguen sin alcanzar a cubrir los costos de cosecha y producción y ni hablemos de tener alguna rentabilidad digna como para pensar en la reinversión y mejoras de los viñedos.

Es materia de todos los días escuchar a agrónomos y productores que advierten cómo se están deteriorando los viñedos y la producción no solo por la erradicación sino también por la falta de mantenimiento e inversión.