Panorama Vitivinícola: La hora de los botellones

viernes, 26 de noviembre de 2021 · 08:14

Por Marcelo López, especial para MendoVoz

La vitivinicultura sigue muy complicada en la relación interna institucional. Si bien para afuera la batalla parece saldada de quién es o son los que tienen la representación institucional y a quienes el Estado reconoce como los interlocutores, para adentro la situación sigue muy tensa.

A medida que pasan los días, se conocen más detalles de las últimas reuniones, que no lo revelaremos porque hay una dama involucrada que fue tratada de una manera muy poco caballaresca. Lo cierto es que la tensión aumenta porque los números no dan para la idea del cambio de órbita de WofA, pero tampoco para que el sector que se opone a la movida pueda erradicar de fondo la idea. Por ahora, compás de espera en ambos lados de la trinchera.

Lo cierto es que está semana también hubo espacio para pensar en situaciones positivas y de esperanza a pesar de los nubarrones que siguen apareciendo tanto en el mercado interno como externo.

El Congreso de Enoturismo en San Juan, las celebraciones del Día del Vino Argentino, el anuncio de Cattorini que prevén que en el 2022 se solucionara el tema de la provisión de las botellas y la presentación por parte del INV del programa Vino Cercano que habilita la venta de vino en botellones de vidrio recargables como el sistema de Growlers de la cerveza son todas situaciones positivas que la industria debería provechar.

Las esperanzas en un gran verano y año para el enoturismo son sostenidas sobre todo en el turismo interno ya que las aperturas al mundo se están poniendo en duda a raíz de la situación europea. Para que sea un éxito, es cierto que hay varios que deberán acomodar sus precios. Creyeron que rápidamente se llenaría el país de turistas con tarjetas verdes nada más alejado de la realidad, el mundo todavía está en pandemia y la normalización del turismo llevará su largo tiempo.

Precisamente, el encuentro en San Juan en el Día Nacional del Vino fue el ámbito donde quedó claro quiénes son los representantes e interlocutores institucionales del sector para el Estado.

La gran noticia de los botellones recargables abre una puerta muy interesante de consumo y para bajar el precio final que paga el consumidor por litro. Se sabe que de la botella de vino que compramos en la góndola lo más barato es precisamente el vino, y lo que dispara los costos es vidrio, etiqueta, corcho, capsula, logística etc.

El INV ya hizo su trabajo, estudiar el sistema, discutirlo y reglamentarlo. Ahora queda en las bodegas entender la gran oportunidad de acercarse a los consumidores de otra manera y con un sistema que bien trabajado puede ser un verdadero boom.

El mercado reclama nuevas formas, nuevos envases, simplificar y abaratar el consumo y sin dudas es una gran idea y posibilidad de encontrar nuevos caminos, no cabe dudas que con un poco de inversión y comunicación correcta el sistema puede ser un verdadero éxito en las grandes ciudades. ¿Será capaz la industria de lograrlo?

Más de