Panorama Vitivinícola

Opinión: Los números siguen un sendero desfavorable

viernes, 17 de junio de 2022 · 08:47

Por Marcelo López, especial para MendoVoz

La ya complicada industria vitivinícola sufrió otra adversidad esta semana, el informe de las exportaciones de mayo marcó un marcadísimo descenso de los envíos al exterior y si bien queda todavía un largo trecho del año las predicciones no son buenas.

El informe del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV) dicta que las exportaciones cayeron un 23.2 por ciento contra mayo del año pasado y en los primeros cinco meses del año llevan acumulado un 19.5 por ciento con respecto al mismo periodo del 2021.

Lo más preocupante es que la exportación de los vinos fraccionados (vedet el año pasado) sigue acumulando caídas, en el mes anterior fue del 3.7 por ciento y lleva acumulado en el año  6.3 por ciento.

La pregunta que surge rápidamente es si se podrá revertir la tendencia. El proceso inflacionario mundial (que lleva a cambios en los hábitos de consumo en mercados que no estaban acostumbrados al fenómeno) sumado a la pérdida de competitividad por las situaciones de la economía interna no auguran una respuesta positiva al interrogante.

Los números del mercado interno que se especulan para mayo -y que se conocerán en los próximos días- tampoco auguran buenas noticias. Un conocedor del paño confiaba en estos días a sus interlocutores que quizás los despachos crezcan mínimamente pero el consumo en las góndolas se está cayendo, la inflación y los aumentos de precios promedio de los vinos están complicando el panorama. Una vez más en mayo el aumento del vino medido por INDEC duplicó al valor del IPC.

Un pequeño productor de no más de 100 mil botellas de sus vinos confesaba a este cronista otra de las nuevas vicisitudes; “a los chicos increíblemente nos está conviniendo vender en el mercado interno antes que exportar con el valor del dólar oficial”. Junto con eso es un secreto a voces que algunos jugadores grandes están estudiando realizar triangulaciones similares a la de las cerealeras para mejorar sus precios. Sin embargo, no hay mucho plafond porque las regulaciones en muchísimos mercados para la introducción de bebidas alcohólicas hacen que esa maniobra sea casi imposible.

Las medidas que tomó y tomará en las últimas horas el Gobierno nacional tampoco parecen ayudar mucho en el panorama de estos tiempos.

Hablando del INV se anotó un punto esta semana con los valores finales de la cosecha que replicaron casó con exactitud el pronóstico del Instituto, tanto que el dirigente agropecuario y productor Carlos Iannizzotto (insospechado de ser oficialista) felicitó públicamente en sus redes sociales a los técnicos y autoridades del Instituto.

En el campo institucional las heridas siguen vigentes y es muy probable que antes de lo que se cree aparezcan algunas definiciones. La COVIAR sigue trabajando activamente en dos preocupaciones importantes: la tolerancia cero y la Ley de combate a la Lobesia. La llegada de Daniel Scioli abre una esperanza ya que la relación del nuevo ministro con el sector es más que óptima.

Mientras tanto desde Bodegas de Argentina trabajan en la recuperación del evento del Foro Internacional Vitivinícola y en breve se podría anunciar la formación e incorporación de la Cámara de Bodegas de Córdoba y de la zona de Jujuy donde están creciendo varios emprendimientos.

A su vez también lanzaron un estudio, cuyos resultados se conocerán en un corto tiempo, sobre la problemática de género en la industria para analizar la situación de la mujeres desde lo laboral, salarios y grados de inserción entre otros ítems. Un tema más que actual y que seguramente dejará mucha tela para cortar.