Fondos por $500 millones serán destinados a viticultores afectados por las contingencias climáticas

La COVIAR será la encargada de administrar esos recursos y el INV será el encargado de controlar la superficie de los viñedos afectados.
viernes, 26 de mayo de 2023 · 20:30

El Ministerio de Desarrollo Social envió fondos por 500 millones de pesos para asistir a viticultores de hasta 10 hectáreas que hayan sufrido pérdidas por contingencias climáticas. El dinero será administrado por la Corporación Vitivinícola Argentina (COVIAR), a través de los Centros de Desarrollo Vitícola que opera en alianza con el INTA a nivel país. 

En tanto que, el Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV) será el encargado de controlar la superficie de los viñedos afectados.

Con la presencia de la ministra de Desarrollo Social, Victoria Tolosa Paz, el presidente del INV, Martín Hinojosa, y el titular de la Corporación Vitivinícola Argentina (COVIAR), Mario González, se llevó a cabo hoy en la Enoteca de Mendoza la firma del convenio de cooperación para la entrega de aportes no reembolsables para fortalecer a productores de todo el país.

Se trata de un envío para asistir a productores que trabajen bajo una estructura familiar en Mendoza, San Juan, La Rioja, Salta, Negro y Neuquén; y que hayan sufrido pérdidas por contingencias climáticas y se encuentren en situación de vulnerabilidad social.

La ayuda, que se entregará como Aportes No Reembolsables de $80.000 como mínimo y con un tope de hasta $160.000, dependiendo del daño sufrido y la cantidad de hectáreas afectadas, beneficiará a unos 4.000 pequeños productores que trabajan sus viñedos bajo la estructura familiar.

El dinero debe ser destinado a las tareas de poda y fertilización

Este dinero deberá ser destinado a cubrir el costo de las tareas de poda y fertilización, asegurando su cumplimiento mediante la asistencia técnica y el seguimiento que brindan los técnicos de la Corporación Vitivinícola Argentina (COVIAR) y el INTA, a través de los Centros de Desarrollo Vitícola (CDV) que operan en las distintas zonas vitivinícolas del país.

Para un productor de menos de 10 hectáreas de superficie, que llegue al monto máximo de $160.000 de beneficio, este aporte le permitirá solventar los gastos de 5 hectáreas de su viñedo, logrando de esta forma recomponer su estructura productiva afectada por las contingencias climáticas sufridas.

Claves de la operatoria

  • La inscripción de los pequeños productores beneficiarios será a través de los CDV que se encuentran en todas las zonas vitícolas del país y en las oficinas de COVIAR, ubicadas en peatonal Sarmiento y España, en el 4° piso del Edificio de la Bolsa de Comercio, donde funciona la unidad ejecutora de Producción Primaria.
  • Luego de la inscripción de cada beneficiario, el INV se encargará de verificar los daños en los viñedos afectados.
  • Una vez que se hayan inscripto los productores, se realizaran dos visitas técnicas de los profesionales de los CDV para asistir en la confección de los formularios y documentación a presentar y la posterior revisión de las tareas realizadas por los viticultores afectados.

Otras Noticias