Hallan reveladores mensajes en el teléfono de Brenda Uliarte

El análisis del móvil de la detenida dio un dato puntual sobre el frustrado ataque a la vicepresidenta.
miércoles, 14 de septiembre de 2022 · 18:30

El teléfono de Brenda Uliarte reveló una conversación con la tercera detenida, Agustina Díaz, en la que reconoció que fue ella quien impulsó el ataque contra la vicepresidenta, Cristina Kirchner.

Cordón policial frente al domicilio de Cristina Kirchner

Se trata del primer intento de homicidio, el que –según determinó la jueza María Eugenia Capuchetti- se frustró por razones ajenas a la voluntad de Uliarte.

El 27 de agosto, día en que se produjeron disturbios frente al departamento de Cristina Kirchner, Uliarte le escribió a Agustina Díaz: "Me re pudrí que hablen y no hagan nada. Yo sí voy a hacer".

Pero simultáneamente se lamentó porque "la hija de puta (en alusión a la vicepresidenta) se metió adentro antes del tiro".

Leer también: Indagan a los tres detenidos por el ataque a Cristina Kirchner

Fue la noche en que Cristina Kirchner habló desde una tarima improvisada después de una jornada de extrema tensión y pidió a los manifestantes que se fueran a descansar.

Ese primer intento de homicidio quedó corroborado con los mensajes que intercambió con Fernando Sabag Montiel, quien le dijo después de que la vicepresidenta ingresara a su domicilio tras el discurso de medianoche: "ya fue, no traigas nada".

Estos mensajes se conocieron durante una jornada en la que se concretó una cuarta detención en la causa por el intento de magnicidio. Se trata de Nicolás Gabriel Carrizo, señalado como integrante del grupo conocido como "los copitos", llamados así porque simulaban vender copos de nieve de azúcar en las cercanías de la casa de la vicepresidenta.

Los tres primeros detenidos pasaron hoy por los tribunales federales de Comodoro Py, en el barrio porteño de Retiro: Uliarte (23) y Sabag Montiel (35) se negaron a declarar; mientras que Díaz (21), declaró durante más de dos horas.

Díaz buscó con su declaración indagatoria despegarse de su amiga Uliarte, que la tenía agendada en su celular como "Amor de mi vida", al asegurar que no creía que fueran ciertas las menciones que le hacía a su deseo de asesinar a la dos veces exprimera mandataria, según pudo reconstruir esta agencia.

"Yo nunca participé de esto" y "no tuve nada que ver con esto", aseguró Díaz en distintos pasajes de su indagatoria en la que calificó a Uliarte como una "manipuladora" y "muy fantasiosa", a pesar de que en la causa constan mensajes en los que le recomienda deshacerse del celular para evadir el control de la justicia.

"Mandé a matar a Cristina, no salió porque se metió para adentro", dice un mensaje de Whatsapp que Uliarte le mandó a Díaz el 27 de agosto de este año, según surge del expediente judicial y de la prueba que hoy se le exhibió a la tercera detenida del caso.

"Una bronca, te juro la tenía ahí. Los liberales ya me tienen re podrida yendo a hacerse los revolucionarios con antorchas en Plaza de Mayo basta de hablar hay que actuar. Mandé un tipo para que la mate a Cristi", le dijo Uliarte en el mismo intercambio.

"Che, pero qué onda que falló el tiro? No practicó antes o le falló la adrenalina del momento? Vos dónde estás? No sería conveniente que vayas a tu casa?", le preguntó Díaz a Uliarte el 2 de septiembre después del ataque fallido.

"En lo de una amiga. No boluda anda a saber si me allanan", le respondió Uliarte, a lo que Díaz le devolvió, en cuatro mensajes consecutivos: "Tenés que deshacerte del celular. Y cambiar el número. Borrar tu cuenta, todo".

El 4 de julio de este año, Uliarte le había dicho a Díaz que estaba "organizando para ir a hacer bardo a la Casa Rosada con bombas motolov y todo", a lo que su amiga -ahora también detenida- le respondió: "Sería mejor no?".

"Voy con el fierro y le pego un tiro a Cristina. Me dan los ovarios para hacerlo", le retrucó Uliarte y fue entonces que Díaz cerró: "Por eso te amo".