Cómo evitar las descomposturas por alimentos en las fiestas

El Ministerio de Salud difundió las recomendaciones a seguir para la correcta elaboración y el mantenimiento del óptimo estado de los alimentos.
domingo, 15 de diciembre de 2019 · 08:29

La celebración de las fiestas de fin de año conlleva un aumento de los problemas digestivos a causa de la incorrecta manipulación o el desconocimiento a la hora de elaborar comidas caseras. Para evitar esos habituales inconvenientes, el Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes de la Provincia difundió las recomendaciones a seguir para la fabricación y el mantenimiento correspondiente de los alimentos.

Los consejos también apuntan a promover una forma sana y liviana de alimentarse, ante el intenso calor, por lo que incluyen el consumo de verduras, frutas y agua, en porciones chicas o individuales. Y ante la ingesta de bebidas azucaradas y alimentos con elevado contenido de grasas, azúcar y sal explica cómo hacerla moderadamente.

 

 


Alimentación saludable

Algunas recomendaciones para lograr una alimentación saludable son estas:

- Incluir el consumo de al menos medio plato de verduras y de dos o tres frutas.

- Lavar las frutas y las verduras con agua potable.

- Elegir frutas y verduras de estación, que son más accesibles y de mejor calidad.

- Reducir el uso de sal y el consumo de alimentos con alto contenido de sodio. Limitar el agregado en las comidas y evitar el salero en la mesa.

- Limitar el consumo de bebidas azucaradas y de alimentos con elevado contenido de grasas, azúcar y sal. Tomar agua en forma permanente.

- Limitar el consumo de golosinas, amasados de pastelería y productos de copetín (como palitos salados, papas fritas de paquete y similares).

- Al consumir carnes, quitar la grasa visible. Aumentar el consumo de pescado e incluir huevo. La porción diaria de carne recomendada ocupa un cuarto del plato.

- Cocinar las carnes hasta que no queden partes rojas o rosadas en su interior, para prevenir las enfermedades transmitidas por alimentos.

- Elegir porciones pequeñas y/o individuales en el caso de optar por bebidas azucaradas y alimentos con elevado contenido de grasas, azúcar y sal. El consumo en exceso de estos predispone a la obesidad, hipertensión, diabetes y enfermedades cardiovasculares, entre otras dolencias.

- El consumo de bebidas alcohólicas debe ser responsable. Los niños, los adolescentes y las mujeres embarazadas no deben consumirlas. Evitar su consumo siempre al conducir.

- Buscar una alimentación segura para evitar la aparición de enfermedades transmitidas por alimentos, cuyo riesgo suele incrementarse durante toda la temporada de calor y especialmente en los días de reunión, cuando la manipulación y el traslado de comida es realizado con mayor frecuencia que la habitual.


Otras recomendaciones

- No descongelar a temperatura ambiente ni con mucha anticipación los alimentos a cocinar. Realizar el descongelamiento en la heladera.

- No volver a congelar un alimento que ya fue descongelado, a menos que sea cocinado antes de colocarlo nuevamente en el freezer.

- Mantener los alimentos refrigerados hasta el momento de servirlos, especialmente aquellos a base de cremas o mayonesas. Preferir la mayonesa comercial a la casera.

- Evitar que los alimentos permanezcan a temperatura ambiente por más de una hora y sin cubrir, sobre todo en días de mucho calor.

- Si son trasladados alimentos de un domicilio a otro, asegurarse de que estén bien refrigerados (en recipientes térmicos) y a resguardo del sol. Si el traslado se realiza en un vehículo, ubicar los alimentos en la zona más protegida del calor (lejos de las ventanas y del motor).

- Si solicita un envío a domicilio, como habrá una mayor afluencia de público, la entrega podría demorarse. Por eso es conveniente ir a buscar los alimentos. Se no ser posible, asegurarse de que estos no hayan permanecido más de dos horas a temperatura ambiente.

- Evitar las contaminaciones cruzadas. En la heladera, mantener con tapa los alimentos que son consumidos fríos (como las ensaladas) y separados de los demás. Lo mismo es recomendable con respecto a los cocidos y los crudos, que son fuente de intoxicación inadvertida en niños que toman contacto con ellos.

- No preparar alimentos con demasiada anticipación.

Valorar noticia

Otras Noticias