Diputados aprobó el Presupuesto 2020

La pauta presupuestaria fue aprobada esta madrugada, sin embargo los legisladores no autorizaron el financiamiento ni el roll over. Ahora pasó a la Cámara de Senadores.
jueves, 20 de febrero de 2020 · 07:25

Este jueves en horas de la madrugada, la Cámara de Diputados de la provincia de Mendoza aprobó el Presupuesto 2020 por 29 votos positivos contra 19 votos negativos, de esta forma obtuvo la media sanción y ahora deberá pasar por Senadores para su aprobación final.

La pauta presupuestaria fue aprobada, sin embargo no obtuvo la autorización de la oposición para el financiamiento de la obra pública ni roll over.

El paquete de leyes que el Ejecutivo presentó en Diputados -en el 2019- fue calificado por el ministro de Hacienda, Lisandro Nieri, como un presupuesto con equilibrio corriente y sin aumentos en presión impositiva. 

Con una previsión de casi $16.500 millones, el nivel de inversión en obras se mantendría en el orden del 8,6% incluyendo la obra hidroeléctrica Portezuelo del Viento. No obstante, de no contar la provincia con una autorización de financiamiento, esos recursos solo alcanzarían para mantenimiento o terminación de obras ya iniciadas.

Tanto Nieri como el ministro de Infraestructura, Mario Isgró, han coincidido en señalar que para que puedan concretarse nuevas obras, se necesita un financiamiento de 300 millones de dólares de los cuales el 50%, se volcaría a los municipios en una distribución territorial de las inversiones que se acordaría con los intendentes, según las prioridades que los jefes comunales establezcan.

 

Pedido de financiamiento

El uso del crédito solicitado en el proyecto de Presupuesto sería destinado “exclusivamente para obras de infraestructura, no para gastos corrientes”, señalaron los funcionarios del Ejecutivo.

Se trata de obras de infraestructura y equipamiento para intervención urbana, agua y saneamiento, luminarias, ciclovías u otras que favorezcan el desarrollo integral de los municipios, así como obras para la prestación de servicios básicos, como la construcción o reparación de escuelas y centros de salud en todo el territorio y el mantenimiento de la red vial provincial y municipal, apuntando en este aspecto, a aquellas que mejoren la competitividad de las economías regionales.

También se prevé la construcción de vivienda social, planes de hábitat y mejoramiento barrial; y aquellas que favorezcan el desarrollo económico y productivo generando de manera directa e indirecta, nuevos puestos de trabajo e incorporando valor a las cadenas productivas.

A todo ello, se suma la Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos que por pedido de la oposición se incorporó al proyecto de Presupuesto, el Acueducto Ganadero La Paz y la doble vía Rivadavia-Junín.

 

Roll over

El proyecto de Ley de Presupuesto incluye también el denominado roll over, una herramienta financiera que permitiría tomar deuda para aplicar a vencimientos de capital del año 2020. 

Los vencimientos previstos para este año rondan los $6.400 millones, correspondientes a deudas tomadas con diversos organismos, como la ANSES.

“La autorización del Roll-Over es una herramienta que tienen prácticamente todos los Estados, incluso ya lo tiene el Gobierno Nacional”, señaló Jorge López (UCR), presidente de la comisión de Hacienda de Diputados, quien explicó que “permite gestionar, en función de los vencimientos que se dan de amortización y servicios de la deuda durante el año. Con la autorización legislativa, se puede  reperfilar  esa deuda, mejorar las condiciones y establecer periodos de amortización de  deuda más adecuados a nuestra necesidad”.

“Nos permite optimizar la deuda, haciéndola  más fácil de cancelar y con mejores condiciones. Hay que tener en cuenta que una gran parte viene de periodos donde se tomó deuda de urgencia y las condiciones en las que se tomó no eran las más beneficiosas. Entonces, esta herramienta lo que nos permite es que esos vencimientos que tenemos este año, los renegociemos en mejores condiciones para la provincia”, explicó el legislador.

Pero también es favorable porque permitiría que “estos recursos corrientes que la provincia deberá disponer para hacer frente a estas amortizaciones, los tengamos disponibles para seguir invirtiendo en el plan de obra pública. Entonces, el beneficio es doble: por un lado logramos esta disponibilidad de fondos  para la obra pública y tomando financiamiento con los mismos organismos, cumplimos con las obligaciones que tenemos con nuestros acreedores”, afirmó.

De no aprobarse, “se vería resentida la obra pública y con ello, el empleo  y la actividad económica de la provincia”, subrayó López semanas atrás.

Valorar noticia

Otras Noticias