La seguridad en Nochebuena y Navidad estará a cargo de unos 3.000 policías

Los operativos estarán abocados a la prevención en zonas comerciales, parques, espejos de agua y controles viales en rutas.
jueves, 23 de diciembre de 2021 · 17:20

En el marco de los festejos por Nochebuena y Navidad, el Gobierno provincial organizó un operativo de prevención para brindar seguridad en zonas comerciales, parques y espejos de agua y además se intensificarán  los  controles en rutas y principales accesos, con rigurosos exámenes de alcoholemia.

En total, el Ministerio de Seguridad afectará a unos 3.000 efectivos policiales distribuidos en 140 puestos fijos y móviles en todo Mendoza. 

Las maniobras, que comenzarán este viernes 24 y finalizarán el domingo 26 de diciembre, contarán con tecnología de última generación, que incluye aparatos biométricos faciales, puntos de identificación biométrica dactilar y móviles con sistema de video vigilancia y computador a bordo y lectura automática de patentes. Estos equipos poseen sistemas que permitirán la individualización de personas con pedidos de captura y/o medidas pendientes con la justicia en tiempo real con el cruzamiento de bases de datos nacionales y provinciales integradas.

A todo este equipamiento se le sumará el accionar de los drones y de los  helicópteros que patrullarán en todo Mendoza. 

En materia de seguridad vial se reforzarán los controles en accesos y rutas provinciales con rigurosos exámenes de alcoholemia. Estarán abocados unos 300  policías distribuidos en  76  puestos,  entre fijos y móviles, con 17  móviles, 25 motos y  alcoholímetros. Contarán con la colaboración y el apoyo del personal de los municipios.

En cuanto a la pirotecnia, desde el año 2020 Mendoza prohíbe la comercialización y uso de fuegos artificiales. Sólo en el departamento de Tupungato quedó  habilitada  la pirotecnia lumínica, llamada pirotecnia fría, exclusiva de eventos y a un alto costo.

La iniciativa para que la provincia logrará el objetivo de “pirotecnia 0” se dio tras la aprobación de una ordenanza por parte de todos los municipios, para que no se vendan elementos pirotécnicos en sus jurisdicciones.