El Cóndor del Acceso Este perdió la cabeza por la tormenta

La figura emblema del ingreso a Mendoza padeció las consecuencias del fenómeno meteorológico.
miércoles, 23 de febrero de 2022 · 18:14

La feroz tormenta de lluvia y granizo que visitó a gran parte de la provincia esta tarde dejó serias consecuencias. Parabrisas rotos, viviendas dañadas y vehículos con abolladuras son solo algunas de las que se pueden enumerar. 

Leé también El Acceso Sur quedó totalmente anegado por la lluvia

En este marco, quienes pasaron por el Acceso Este tras el fenómeno meteorológico, lograron percatarse que algo no cuadraba en la tradicional imagen que tenían al ingresar en el corazón de Mendoza. Así descubrieron que el monumento del Cóndor había sido alcanzado por la tormenta

Tal como se aprecia en la imagen, la figura perdió la cabeza y requerirá de una nueva intervención. Desde el Municipio de Guaymallén aun no han emitido comentario al respecto. 

La historia del monumento

Este monumento fue realizado con un molde del escultor Juan Cardona. Se desconoce la fecha exacta, pero cree que fue encargada en 1936 por el Ejército Argentino para otros fines. El molde quedó guardado en Vialidad Provincial por más de veinte años, hasta que se quiso modificar el Cóndor abstracto y utilizando el molde del Cóndor de Juan Cardona, del que solo quedaba el cuerpo de yeso y cemento, se le colocaron alas confeccionadas de chapa con una estructura metálica interna.

El monumento cuenta por tanto con dos cóndores, uno abstracto y otro moldeado y que en conjunto son un emblema del paisaje mendocino y de su historia, al igual que Ernesto Contreras que representan a una misma provincia.        

                   

Antes, el monumento reinaba en la principal entrada a Mendoza, pero en 1977 fue desplazado 100 metros hacia el oeste, porque entorpecía la obra vial de la conexión Acceso Sur-Acceso Este. En 1979 sufrió la pérdida de su cabeza que fue nuevamente colocada. En 1997 se realizó una restauración durante la gestión de Jorge Pardal. En el 2005 con la intendencia de Juan Manuel García la obra fue pintada de dorado y borravino y llevó esos colores hasta 2014, cuando le fueron devueltos sus tonos originales.

Otras Noticias