Magdalena Suttora entrena para competir en Ecuador

La joven de 16 años integra el Seleccionado Argentino Junior Internacional, en la modalidad danza.
viernes, 22 de enero de 2021 · 07:35

La rivadaviense Magdalena Suttora, actual integrante del Seleccionado Argentino Junior Internacional de Patinaje Artístico, en la modalidad danza, es una joven de 16 años amante del deporte.

Este 2021, cursará el cuarto año de la secundaria en el Instituto Casa de María del departamento esteño, vive junto a sus padres José e Inés Casale y su hermano Elio, y entrena en el Polideportivo de Rivadavia y también en la Ciudad de Mendoza con su profesora.

En cuanto a sus proyectos deportivos para este año, Magdalena explicó que “principalmente es el Panamericano de Patinaje Artístico que se realizará en Ecuador, a fines de febrero, principio de marzo, que, en realidad, es el torneo de 2020, pero debido a la pandemia lo pasaron para este año, y también el Sudamericano 2021. Estos son los dos torneos en los que tengo muchas ganas de poder clasificar y representar a la Argentina en estas competencias que son muy importantes”.

En cuanto al seleccionado argentino, comentó que “estoy en la categoría Junior Internacional, en la modalidad de danza. Tanto yo, como Valentina Campanella -también oriunda de Rivadavia-, viaja conmigo a Ecuador y formamos parte del seleccionado, en su caso, compite en categoría Senior Internacional. Mi profesora en la modalidad de danza es Cynthia Rinaldoni, con quien realizaré el viaje al Panamericano y con Valentina.

“En el 2020 -continuó-, tuvimos una competencia en Lanús (Buenos Aires), la cual era para clasificar al Panamericano de Ecuador. Esa fue la única que pude tener el año pasado y fue la que me permitió clasificar. En la misma, quedábamos las diez mejores patinadoras y yo quedé en el octavo puesto. Después, al no poder ir a competir por la pandemia, tuvimos que enviar videos para que salieran las cuatro mejores de esas diez. Esas cuatro mejores eran las que viajaban a Ecuador y gracias a Dios quedé entre esas cuatro, por lo que ahora hay que ponerle mucha pila a esta competencia panamericana”.

Respecto a los entrenamientos, Magdalena manifestó que “entreno todos los días, a excepción de martes y domingo, que son los días libres. Generalmente, los entrenamientos son en la mañana bien temprano. Ahora, por el tema del verano y el calor trabajamos al aire libre, en horario de 6 a 9, que es el horario que tenemos en Rivadavia. En la Ciudad de Mendoza, generalmente son 3 a 4 horas los días de entrenamientos más pesados, casi siempre en horario del mediodía”.

En ese sentido, señaló que “a eso le sumamos un poco de entrenamiento físico, que lo realizamos dos veces por semana. Ahora lo estoy realizando en mi casa por el tema de la pandemia. Además, todo eso lo acompañamos con una buena nutrición con mi nutricionista Luisina Capone, que me ayuda con una dieta pensada para el deportista, para las horas de entrenamiento que tengo y con eso poder sacar lo mejor de mí”.

Trayectoria

La joven deportista comentó que su trayectoria en el patín “comenzó en 2012/13, cuando yo tenía 8 años y la verdad que nunca me imaginé llegar a donde estoy, representar a la Argentina en el exterior. Estoy cumpliendo un sueño, es una experiencia muy linda, es muy difícil también y costó bastante, pero acá estoy. Me inicié en un club de Rivadavia, en el que actualmente entreno, con la profesora Soledad Rojo, que continúa dando clases. Con ella comencé a patinar, me llevó a muchos lugares, pude ir a los regionales a San Luis, San Juan y también por estas competencias regionales conocí mucho Mendoza”.

“También pude concurrir a nacionales -agregó-, por ejemplo en Entre Ríos, donde quedé séptima argentina y luego pasé a otra profesora, Ximena Rinaldoni, hermana de Cynthia, y ahí comencé con la modalidad de danza. Con Ximena realizo escuela y libre, y con Cynthia hago danza. Con la primera también pude viajar a regionales y a nacionales como el de Santiago del Estero. Pudimos ir a entrenar a Buenos Aires, a las revisiones anuales que nos hacen a los deportistas, a los patinadores. Estas revisiones son para saber cómo hemos avanzado, qué cosas nos falta practicar, en qué nos deberíamos concentrar más. Las misma se hacen una o dos veces por año, pero en esta categoría donde estoy las tengo que hacer dos veces anuales, que son las que me habilitan para poder competir y que me posibilitan salir al exterior”.

Más adelante, manifestó la joven que “también tuve la oportunidad de viajar a Mar del Plata con los Juegos Nacionales Evita, para la clasificación al Sudamericano 2017, en el cual clasifiqué obteniendo muy buenos resultados, que también se realizó en aquella ciudad balnearia. Fue una experiencia muy linda, y este año, se volvió a dar de otra forma y pude ingresar al seleccionado argentino nuevamente”.

Señaló además que “a esta altura, tengo tres títulos nacionales, dos de segundo puesto y uno de primero, dos de ellos en la modalidad de danza y una en la de libre. Los de danza fueron en el nacional que se realizó en Rosario, donde quedé primera en free dance y segunda en las danzas obligatorias. Esa fue una categoría muy linda, que disfruté mucho y me siento la verdad muy bien por tener esos títulos nacionales, que cuestan conseguir, pero con muchísimo entrenamiento y mucha disciplina, este es un deporte que requiere mucho de todo eso. Hubo muchos fines de semana que dejé de salir con mis amigos, porque al otro día me tenía que levantar temprano para ir a la pista y así un montón de cosas que uno deja y sacrifica por el deporte, que no es en realidad sacrificio, porque es algo que a uno le gusta hacer y lo disfruta”.  

En cuanto a las categorías a nivel provincial, Magdalena explicó que “si bien no somos muchas las patinadoras en Mendoza en la misma categoría, he tenido varias competencias locales ya que se realizan bastante cada año y en la mayoría de los casos hemos tenido muy buenos resultados, con varios podios, casi siempre ubicadas entre las tres primeras. Recuerdo mi primera competencia en Mendoza, que fue una experiencia hermosa porque me sentí muy bien en la pista, disfruté muchísimo patinar delante de jueces por primera vez, con muchísimo público. Esa experiencia fue buenísima y en esa primera competencia obtuve el primer puesto. A partir de allí, en las competencias provinciales que vinieron siempre estuve entre los tres primeros puestos”, concluyó.