Dos famosos luchan por su vida

Santiago Bal y Zulma Lobato están en grave estado de salud y el panorama es complicado para ambos personajes del espectáculo.
jueves, 05 de diciembre de 2019 · 10:45

Estas son horas críticas para dos famosos argentinos que luchan por su vida. Se trata del productor teatral y actor, Santiago Bal, y de la mediática, Zulma Lobato, quienes tienen un delicado estado de salud.

El lunes pasado los médicos le dieron un panorama desalentador a la familia de Bal, quien está en coma farmacológico en la unidad de terapia intensiva del Instituto Médico de Alta Complejidad (IMAC). El último parte médico informó que cursa un “shock séptico con fallo multiorgánico”.

Frente a esta dolorosa situación, los hijos de Santiago: Julieta, Fede y Mariano, se reunieron para despedir a su padre. Los tres hablaron en un móvil con Ángel De Brito en LAM y comentaron los duros momentos que transitan.

“Son horas muy difíciles, el panorama es muy poco alentador. En estos casos, cuando tenes un familiar en coma, los doctores tienen un pensamiento de que la persona te escucha, hay algo del corazón que sigue latiendo y sintiendo. Creimos que era importante venir los tres”, expresó Federico Bal a De Brito.

Santiago Bal es padre de Mariano, fruto de su relación con María Isabel Andina, que murió en septiembre de 2015; Julieta, a quien tuvo con la actriz Silvia Pérez, y Federico, de su último matrimonio con Carmen Barbieri, con quien estuvo 25 años en pareja.

Del crítico estado de salud de Zulma Lobato se supo a través del pedido de una campaña solidaria que realizó la comunidad LGTB en la que solicitaban ayuda económica para la mediática, quien luego de operarse el riñón izquierdo, quedó en un estado complicado.

Hace unos meses Zulma habló en el ciclo radial El Arranque de Radio Zónica. Allí comentó: “Los doctores me dicen que el riñón izquierdo no está funcionado. Me tienen que operar porque podría traerme otras secuelas, además de las que ya tengo".

Además de esta triste enfermedad, Lobato relató el duro momento económico que está transitando. “Estoy viviendo sin luz y sin agua, y casi me quedo sin gas. Estoy pésimo realmente. Hoy ya no se puede vivir alquilando en este país, ya no doy más. No tengo trabajo y no sé cómo voy a hacer, cada vez estoy peor".

Valorar noticia

Otras Noticias