Opinión: "Mendoza necesita el Clúster Fiesta Nacional de la Vendimia"

lunes, 29 de junio de 2020 · 08:10

Léon Repetur es gestor cultural y consultor. Fue creador y  Director de la revista La Lupa, de Mendoza, de 1980 a 1985

Director de Cultura de la Muni­cipalidad de Godoy Cruz de 1987 a 1989; director de Comunicación Cultural y Educativa de Mendoza de 1989 a 1992. Subsecretario de Cultura del Gobierno de Mendoza de 1991 a 1995; Coordinador del Departamento de Acción Federal del INCAA de 1995 a 1997.

Es el Productor General de Cantapueblo, festival que se realiza desde 1989 a la actualidad.

Es asesor de la Dirección General de Escuelas del Gobierno de Mendoza en temas de Comunicación Educativa y autor de  numerosos artículos periodísticos.

Coautor con el Dr. Javier Ozollo, del libro “Instrumentos de Navegación en Política y Gestión Cultural editado por EDIUNC (Editorial Universidad Nacional de Cuyo)- 2011.

Repetur se suma a la discusión que se inició en MendoVoz sobre la Fiesta Nacional de la Vendimia, con este material:

 

"Mendoza necesita el Clúster Fiesta Nacional de la Vendimia 

Un clúster o conglomerado es un conjunto de empresas y de organizaciones (públicas y privadas) que pertenecen a sectores diferentes y que mantienen vínculos sociales y  económicos estrechos, de tal suerte que se generan interdependencias entre ellas. 

La forma en que sean gestionadas estas interdependencias puede posibilitar la creación de nuevas oportunidades y de mayor valor añadido en la actividad del conjunto y en la de cada una de las empresas e instituciones. 

En el mundo altamente competitivo actual, el éxito de una empresa o proyecto sociocultural, depende crucialmente de su inserción en un clúster y de la eficiencia del mismo. Los clústeres se generan de manera natural y  en gran medida espontánea, aunque existen condiciones ambientales que propician su aparición, eficiencia y consolidación, por lo que las políticas públicas suelen ser determinantes. Es por ello que las políticas públicas más punteras en el área del desarrollo económico se basan en las técnicas de desarrollo de clústeres. 

En resumen, tres son los actores que pueden propiciar la creación de un clúster cultural: los emprendedores, las instituciones públicas y la ciudadanía.

Características del  Clúster Fiesta Nacional de la Vendimia

En principio, podemos decir que en este caso, se trata de un clúster que no tiene inicialmente intenciones económicas. Por supuesto que en su desarrollo se producen flujos financieros importantes y encadenamientos de valor que generan impacto económico.

Otra particularidad es que este Clúster esta motorizado inicialmente por el sector institucional: gobierno provincial  y municipios. Seguidamente está sustentado por el conglomerado de Uniones Vecinales y entidades representativas de los vecinos: clubes, asociaciones de fomento, cámaras empresariales y sectoriales, que van a ser los principales protagonistas desde el comienzo esta Fiesta, organizando su propia Fiesta local y  aspirando a posicionar a su Reina o representante, como Reina Distrital primero, Departamental después y Nacional finalmente. En este sentido, se desarrollan desde enero a fin de febrero de cada año más de 70 fiestas vecinales y distritales, las 18 fiestas departamentales y finalmente la Fiesta Nacional en el Teatro Griego del Parque Gral. San Martín. Este fenómeno masivo y único en el país, consolida el sentido de pertenencia, incrementa el capital social y cohesiona a la comunidad. 

En este caso, se detecta que el principal actor es de carácter institucional: el Gobierno provincial y los gobiernos municipales. Pero este protagonismo institucional se hace posible porque existe previamente un conjunto de organizaciones de las comunidades locales que le dan sustento y significado. De tal manera podemos decir que el capital social atesorado es el que pilotea el Desarrollo Cultural del Distrito. 

Para las instituciones gubernamentales se trata de responder a valores y expresiones  integradas y desarrolladas desde hace años en la cultura local y popular, poniendo su capacidad de gestión y de administración de recursos públicos, delegados por la propia comunidad. 

Los sectores económicos: industria vitivinícola y otras, sector hotelero, sector de medios de comunicación, bancario, seguros, comercial y otros, se incorporan con sus aportes de diferentes recursos y  espacios, promoviendo la  asociación de sus marcas y productos a esta manifestación multitudinaria y prestigiosa.

El recurso humano es el motor fundamental de este clúster y su formación y capacitación es una combinación de identidad, tradición, conocimientos técnicos , artísticos y de gestión cultural, multiplicados por cientos y cientos de protagonistas de esta actividad anual.  

Entre los recursos culturales también debemos mencionar las Universidades y el desarrollo de carreras específicamente relacionadas con el Clúster en estudio: Artes, Diseño, Música Popular, Gestión Cultural, Marketing. 

Y también el clima cultural que opera como parte de este ecosistema creativo.  

Actividades colaterales e impacto económico

En el marco de la Fiesta Nacional de la Vendimia, se encadenan  numerosas actividades colaterales que potencian el impacto tanto económico y artístico, como así también  el clima que acompaña estos tres meses intensivos de festejos.

Así se suceden las Fiestas de la Vendimia en los barrios, en los distritos, y en cada uno de los 18 Departamentos. Se suman, de enero a marzo,  las actividades de Parque en Vendimia, con todo tipo de espectáculos musicales, Cine en Vendimia, MendoRock, Americanto, Semana Federal, Fiesta Nacional de la Tonada, Festival Rivadavia le Canta al País, Bendición de los Frutos, Vía Blanca de las Reinas, Carrusel Vendimial,  Música Clásica por los Caminos del Vino, Fiesta Nacional de la Cosecha,  Fiesta de la Vendimia Gay.

Esta última también representa un dato importante. Desde hace 15 años, de la mano de un empresario del espectáculo y con el acompañamiento de la comunidad gay de Mendoza se institucionalizó esta actividad.  Es importante señalar que Richard Florida además de señalar que los indicadores de las Ciudades Creativas son Índice de Bohemia, Índice de Multiculturalidad, Índice de Tolerancia,  marca en especial el Índice Gay de las ciudades, entendido éste como la aceptación y radicación en las ciudades de este sector con gran impacto en la creatividad y el arte. 

No vamos a insistir acerca del impacto económico que produce en una comunidad una actividad de base cultural que cruza toda una comunidad y un territorio de la magnitud de Mendoza. Ese proceso va a poner de manifiesto algunos subclústeres por rama de actividad que van a estar ligados a la actividad principal del clúster Fiesta Nacional de la Vendimia. 

Así vamos a detectar entre los subclústeres: el artístico, el comunicacional, el turístico y el de servicios.

Vista de este modo la Fiesta Nacional de la Vendimia se constituye en un poderoso motor económico sustentado en lo intangible, que moviliza todos los recursos del Distrito Cultural mendocino: su patrimonio, sus artes y su medio ambiente, sus recursos humanos y naturales, poniendo en marcha una red  de sus agentes institucionales, no económicos y económicos.

Este Clúster ese constituye en el principal aporte de la cultura al Desarrollo Cultural del Distrito. 

Ahora tienen la palabra el Gobierno, los Municipios, los artistas y las  instituciones involucradas para darle forma concreta al Clúster Fiesta Nacional de la Vendimia".

 

Otras Noticias