Sandra abre las puertas de su carnicería y cuenta su historia

Tras la separación de su expareja, la vecina de Godoy Cruz se animó a dar el paso para hacerse cargo del negocio familiar.
viernes, 3 de septiembre de 2021 · 08:20

Sandra Tomé tiene 41 años y un oficio que aprendió sobre la marcha y que hoy en día es su sustento: es carnicera y desarrolla su negocio en las “entrañas” del barrio Foecyt, al oeste de Godoy Cruz.

Llegó al departamento luego de conocer a su exmarido en Buenos Aires. Se casó, formó su familia (tiene una hija) y echó raíces en nuestra tierra y muy lejos de su Paraguay natal.

“Cuando nos casamos con mi exmarido nos mudamos a Godoy Cruz y se nos facilitó para conseguir una casa ya que su familia es de acá”, explicó. Y siguió: “Tengo a la familia acá. Tengo a mi hija y a la familia que he hecho de amigos y de la comunidad”.

Respecto de sus inicios en el oficio, Sandra reconoció que su exmarido fue quien le enseñó y que se hizo cargo del negocio una vez que se separaron y siguieron caminos distintos.

“Empecé ayudando a mi exmarido. Después por la necesidad seguí trabajando porque me desenvolvía bien en esto. Él eligió otra cosa y yo me quedé con la carnicería”, relató detrás del mostrador del negocio ubicado en Dique Los Nihuiles y Calingasta.

Al principio, para muchos clientes fue una sorpresa verla trabajando de lo que eligió. “Una sola vez me pasó con un señor grande que me dijo ´dónde está el carnicero´. Pero eso quedó como una anécdota. Algunos se sorprenden, pero ya casi nadie. Ya están acostumbrados”, dijo.

Para finalizar, se tomó un minuto para dejar un mensaje alentador para todas aquellas mujeres que no se animan a dar el paso: “No hay nada que no podamos hacer, pero los hombres nos tienen que dar la oportunidad de probarnos como lo hizo mi exmarido que me enseñó. Tuve la oportunidad de demostrar que podía. Es ganas de salir adelante y no depender de nadie”.

Otras Noticias