Un hotel para perros, en Los Corralitos

La familia Funes se encarga de cuidar mascotas mientras sus dueños vacacionan. Un innovador emprendimiento.

  • 0
  • 0

En Los Corralitos existe una casa familiar que no solo representa la vivienda de tres personas, sino que se ha convertido en el hogar de muchas mascotas, que vacacionan allí mientras sus dueños lo hacen en otros lugares del mundo.

Se trata de una especie de “hotel para perros” que Montserrat, su marido Horacio y su hijo Nicolás han montado en la casa donde viven. Allí reciben cada mes a diferentes mascotas que sus propietarios desean que queden en buenas manos mientras ellos se ausentan unos días.

Montserrat, el motor del emprendimiento, comentó sobre los detalles de la iniciativa que comenzó hace tres años. “Le cuidaba los tres perros a una amiga cuando se iba de vacaciones y le dejaba los (dos) míos a ella cuando yo me iba. Siempre nos organizábamos para irnos de vacaciones en diferentes fechas porque ninguna quería dejarlos en caniles. La que me dio la idea fue ella, que me dijo: `por qué no te dedicas a esto, si a ustedes les encantan los perros´. Y me empezó a hacer promoción”, explicó.

Los Funes se definen como “amantes de los animales”, y la tarea de cuidarlos se ha convertido en su estilo de vida. “Hay varios lugares para dejar a los perros pero la mayoría tienen caniles, que si bien a veces son grandes, uno no tiene a su animalito en un canil”, dijo Montserrat, quien aseguró que las mascotas que ellos cuidan son “uno más de la casa”.

                                                                                         

“Todas las mañas”

Los animalitos que llegan al “hotel perruno” provienen de diferentes rincones de la provincia y algunos se han convertido en clientes habituales. “Este año, a pesar de la crisis, es el año que más he trabajado. Todos los meses hemos tenido perritos, sobre todo en fines de semana largos y vacaciones de invierno”, manifestó Montserrat.

“Yo siempre les pido (a los dueños) que vengan antes con sus `perrhijos´, para que vean el lugar, si les gusta, que observen que no tengo caniles, ya que a la noche duermen adentro con nosotros. Les ofrecemos todas las mañas habidas y por haber, vendríamos a ser como los abuelos de los perros”, dijo la emprendedora.

“Nos ponemos a jugar con ellos, les tiramos la pelotita, corremos. Nunca hemos tenido problemas porque recibimos como máximo a tres. Pedimos que los traigan antes para que estén también con nuestras perras. Si se tratan bien, normalmente no hay problema”, agregó Horacio.

Los Funes tienen sus precauciones a la hora de recibir mascotas, ya que consideran que la tarea debe ser de modo responsable. “Yo les pido que traigan las libretas de sus veterinarias, que las vacunas las tengan al día. En el verano, que traigan una pipeta porque el jardín es grande y puede haber garrapatas. Están todos protegidos”, afirmó Montserrat, quien agregó: “No me gusta cambiarles el alimento, les pido a los dueños que traigan lo que comen habitualmente porque no quiere exponerme a que el animalito se descomponga o le caiga mal otra comida”.

La vivienda tiene un patio de 2.000m2, por lo que los cachorros tienen un gran espacio para estar durante el día. “Corren, andan por todo el jardín y a la noche caen rendidos porque no es normal que tengan tanto espacio en sus casas. Los que vienen de departamentos, se vuelven locos”, comentó la mujer.

 

Amor desde los primeros pasos

“Cuando nací ya habían perros en mi casa y mi mamá siempre me cuenta que aprendí a caminar agarrada de la cola de una Boxer”, contó Montserrat. “El Nico (quien tiene 16 años) desde chiquito se acostumbró también. Cuando nació teníamos una gatita que se llamaba Lulu y dormía en el moisés con él”, agregó.

Los Funes tienen actualmente dos perras que son las “mimadas de la casa”. “Las dos son rescatadas. A Clarita la encontré con 20 días tirada en la calle, hace ya 10 años. Y la otra, Oli, apareció hace 8 años, en un invierno que nevaba muchísimo. Ellos dependen de vos nada más. En realidad somos codependientes”, cerró la amante de las mascotas.

Quienes deseen conocer más detalles sobre el emprendimiento de esta familia, pueden comunicarse al teléfono de Montserrat, al 2616551181.


Comentarios

Comentarios