Sigue el malestar y las reinas reclaman la corona por fraude

Las aspirantes distritales no bajan los brazos y sostienen que el escrutinio carece de legalidad.

Sigue el malestar y las reinas reclaman la corona por fraude
Por Cinthia Molina
  • 0
  • 0

Las Heras sigue estando en el centro de la polémica tras la denuncia pública de las aspirantes distritales a la corona departamental. Es que un grupo de soberanas afirman no estar conformes con el proceso en el que por primera vez votó sólo el público presente. Aducen fraude y piden la nulidad del acto, y hasta amenazan con no subirse al carro junto a la soberana electa durante los actos oficiales.

Es que desde que se llevó a cabo la elección, el pasado 18 de enero, las chicas que no ganaron denunciaron irregularidades en la votación y, pese a que han mantenido diversas reuniones con autoridades no lograron avances, ni ser atendidas por el intendente Daniel Orozco, y afirman que no van a bajar los brazos.

Vale mencionar que la ganadora fue Griselda Gualpa que representó al distrito El Plumerillo y obtuvo 50 votos que tuvo como elector al público presente. Por su parte, María Luz Tello de Uspallata, con 36 sufragios fue electa como virreina.

Pero el clima se fue caldeando con el pasar de los días. Según relató a MendoVoz, Cecilia Azeglio, reina de Panquehua, “esa noche se dispuso de tres mesas y por sorteo 210 personas se tenían que acercar a votar. Pero en el gazebo que estaba fiscalizando la mamá de la reina que terminó ganando fue el primero que se llenó y nunca entregó una planilla donde se indicara que los votantes claramente correspondían con las tres terminaciones de números sorteados y estaban habilitados para votar”.

 

La respuesta oficial

En una primera instancia, las soberanas distritales y sus familiares fueron recibidos por el secretario de la Intendencia, Fabián Tello, quien aseguró: “Tengan la plena seguridad que el Gobierno departamental no va a realizar ningún tipo de acciones que favorezcan a una candidata ni empañar una elección departamental”.

No conformes con la respuesta, en una segunda instancia, se reunieron con el presidente del Concejo Deliberante, Gustavo Gil, quien les reiteró que la elección no se va a volver a realizar ya que el cuestionado sufragio se desarrolló conforme al reglamento y certificada por escribano por lo que no están en condiciones de anularla.

En síntesis, la parte detractora de la elección sostiene que las personas podrían haber votado más de una vez en diferentes planillas y que pese a que el reglamento no exige constatación escrita, en algunas mesas se llenaron planillas y en otras no. Además la realización del festejo en el distrito ganador fue condicionante, así como los colectivos con vecinos de Uspallata que llegaron al predio.

Lo único cierto hasta el momento es que por ahora el conflicto parece no tener fin y habrá que esperar hasta el desarrollo de los actos oficiales en marzo para ver cómo se resuelve la situación.

 


Comentarios

Comentarios