Misión imposible: andar por las calles de Las Heras

Cada vez son más las quejas de los vecinos. MendoVoz recorrió algunas de ellas y te muestra el desastroso estado.

Por Redacción MendoVoz
  • 0
  • 0

El pasado jueves 28 de marzo, un joven motociclista murió al chocar con un montículo de piedras en el cruce de las calles Álvarez Condarco e Independencia.

La víctima fatal fue identificada como Federico Navarro de 21 años. El incidente vial ocurrió cerca de las 7 de la mañana cuando el joven circulaba en una Motomel de baja cilindrada por Independencia en dirección al este. Allí se topó con el montículo de piedras y perdió el control de su moto. El joven cayó en el medio de la calzada y lamentablemente murió en el lugar del siniestro.

Después de ese hecho, los vecinos reaccionaron y se quejaron por la absurda muerte que podría haber sido evitada. Uno de ellos, que se encontraba en una pinturería de la zona, precisó a MendoVoz: “La señalización de esa alcantarilla era muy mala, solo habían unas gomas pintadas que de noche ni se veían y lleva más de dos meses en ese estado”.

Consultados al respecto de la situación desde el Municipio comandado por Daniel Orozco informaron que la Secretaria de Obras de Las Heras está trabajando en la zona con dos cambios de alcantarillas, en la calle Independencia y Álvarez Condarco. Además, remarcaron que desde el inicio de la obra se realizó un cerco y señalización.

Y nada más.

 

Todo sigue igual

Este lunes, MendoVoz salió a dar una vuelta por la zona en cuestión y si bien encontró que las alcantarillas ya estaban habilitadas, a tan solo 50 metros del lugar donde ocurrió la muerte de Federico había un montículo de escombros totalmente ignorado por el Municipio.

Muchas calles del barrio Bonfanti están realmente en pésimas condiciones, con roturas que solo ofrecen peligro. Al ver el móvil de MendoVoz por la zona, los vecinos se encargaron de empezar a marcar los puntos conflictivos y, por cierto, eran muchos.

Una de las quejas más recurrentes fue la falta total de señalización en las esquinas. No hay carteles de cómo se llaman las calles en casi ninguna esquina del populoso barrio.

 

Entre la basura

Si bien las calles están en muy malas condiciones para transitar, la basura acumulada se suma a la problemática. Montones de mugre por todos lados, quejas permanentes de los vecinos por la falta de limpieza y resignación. “La verdad es que pasan los años y los gobiernos y acá nadie limpia. Seguro que ahora vendrán a prometer cosas que después no harán” sentenció una vecina que enumeraba los problemas a MendoVoz.

Pero uno de los casos más llamativos se dio en la calle Paso del Portillo, más precisamente en el frente del merendero No nos damos por vencidos. Allí, van más de 70 chicos a tomar su copa de leche (o lo que puedan tomar) y delante del mismo hay un basural en potencia. Indignante por donde se lo mire.

 


Comentarios

Comentarios