El coleccionismo: un hobby que dura para siempre

¿Cómo es la vida de aquellas personas que atesoran nuestra historia? El lasherino Daniel Bellini, fanático de los juguetes, cuenta su experiencia.
martes, 07 de enero de 2020 · 09:35

Hoy es el día de los coleccionistas. Desde el momento en que se creó la escritura, comenzó el afán por guardar y coleccionar esas reliquias que a través del tiempo mantienen viva la historia. El rey asirio Asurbanipal (668-627 a.C.), por ejemplo, ordenó reunir todas las tablillas escritas del imperio en su palacio. Y los filósofos Platón o Aristóteles, reconocidos coleccionistas de libros para sus enseñanzas, siguieron sus pasos.

Pero más acá, en nuestra época, precisamente desde el barrio Sanidad de Las HerasDaniel Bellini, cuenta cómo es el día a día de un coleccionista.

El joven de 33 años, casado con Emilia y papá de Francesco, centra su gran colección en juguetes y figuras de acción desde los años ’80, como por ejemplo Los Cazafantasmas, Academia de Policía, Rambo, Spawn, entre otras figuras de infancia.

“El coleccionismo inicia desde que sos chico y apreciás algo que tenés por primera vez, para que sobreviva en el tiempo”, considera el coleccionista lasherino que este martes 7 celebrará su día, al igual que el resto de sus pares en el mundo.

“Después el coleccionismo crece con el tiempo, el trabajo y el dinero, es algo que se forma con los años. Es un hobby que dura para siempre”, destacó Daniel mientras hizo un recorrido por sus juguetes que mantiene en perfecto estado, con más de 130 figuras distribuidas en una de las habitaciones de su hogar.

Y recordó cuáles fueron sus primeros pasos en la particularidad del coleccionismo. “La primera figura que tuve fue un jeep de Rambo con su muñeco. Allí comenzó todo para mí. Con el tiempo mutás tu colección, lo llevás hacia donde querés. Hoy lo que más me gusta es la colección de McFarlane (empresa norteamericana dedicada a la creación de figuras de acción de gran detalle sobre diferentes cómics, músicos, dibujos, etc.)”, aportó.

Y confesó su personaje favorito: “Hoy por hoy, la figura de Spawn en mi colección es lo más preciado. Demoré cuatro años en poder conseguirla en su empaque original”, dice el coleccionista, cuya tarea requiere de mucha paciencia y dedicación.

Las personas que no coleccionan juguetes, no entienden la manía de mantener el empaque original de un juguete o simplemente sacarlo y ponerse a jugar con él. Daniel explicó: “Es la eterna lucha del coleccionismo. Yo los tengo cerrados para que perduren en el tiempo, porque además el empaque forma parte de la figura. Así evitás que se te pierdan accesorios o se te rompan”.

En este sentido, Daniel comentó la relación con su hijo ante tantas figuras y su atracción: “Francesco se acostumbró a verlos allí. Él tiene sus propios juguetes y juega con ellos. Quizá al verlos allí todos los días no le interesa tanto jugar con ellos. Sin embargo tiene un gran respeto por ellos y los cuida mucho también”.

Bellini integra el grupo de 16 coleccionistas denominado “Coleccionistas Mendoza”, que participa en diferentes eventos y presentaciones oficiales como el Mendotaku.

“También está bueno mostrar lo que uno trabajó en esto de coleccionar juguetes, porque es una dedicación inmensa. Para eso es el grupo, para poder referenciarse y llegar a la gente con nuestra pasión”, finalizó.

Valorar noticia