Asfalto, el reclamo más pedido por los lujaninos

El incremento de nuevos barrios y loteos ha generado una amplia demanda de obras para poner las calles en condiciones.

Por Redacción MendoVoz
  • 0
  • 0

Luján de Cuyo atraviesa una favorable y controversial situación en lo que respecta al aumento de su población en los últimos años, como consecuencia de la incorporación de barrios y loteos en los sectores rurales. Lo que ha implicado que sus nuevos vecinos reclamen el acceso a los servicios público del que gozan el resto de los lujaninos, entre los que se destaca el asfaltado de calles.

A los nuevos loteos y urbanización de las zonas más alejadas de Luján, se le sumó la definición favorable de la Suprema Corte de Mendoza en el 2017 a los conflictos limítrofes que tenía el departamento con Las Heras, por el control del Piedemonte, a la altura de Chacras de Coria y hasta Blanco Encalada. Esto implicó que el litigio saliera a favor de Luján, lo que le dio la jurisdicción sobre gran parte del Piedemonte, hasta los casi 1.500 metros de altura.

Si bien esto favoreció a la Comuna lujanina en la expansión demográfica de su territorio, le trajo aparejado un sin número de pedidos de sus nuevos vecinos, quienes se sumaron a los reclamos ya realizados por los residentes más antiguos. Entre ellos, se destacan la solicitud por redes de agua y cloacas y, principalmente, por el arreglo y asfaltado de calles.

Esto se vio ampliamente reflejado en la charla virtual a través de Facebook Live que mantuvo el intendente de Luján de Cuyo, Omar De Marchi, con sus vecinos en octubre pasado. Allí, propietarios nuevos y antiguos preguntaron y solicitaron al Cacique el arreglo de sus calles, ya que en algunos casos las mismas son de tierra, generando malestar físico como problemas respiratorios e irritación en la piel.

Este último pedido es uno de los casos que contó y publicó Mendovoz sobre la calle Almirante Brown, de Chacras de Coria, en septiembre. Donde los frentistas sufren complicaciones de salud por la constante tierra en suspensión y trizadura de vidrios como consecuencia de las piedras que saltan por la alta velocidad a la pasan los vehículos.

La situación no es invisible para la Municipalidad, desde donde contaron las obras realizadas y programadas para el 2019.

El secretario de Obras Privadas, Rolando Baldasso, en diálogo en Mendovoz fue tajante y claro a la hora de reconocer que el departamento necesita seguir asfaltando calles principales y de uso constante en horarios picos. Sin embargo, destacó que en la mayoría de los casos las obras no le corresponden a la Comuna, sino al inmobiliario.

“Lujan hoy tiene una invasión de barrios nuevos, entre los cuales el inmobiliario los entrega sin los servicios correspondientes, como calles finalizadas, red de agua y cloacas. Como sucede en el caso contrario de las casas entregadas por el IPV (Instituto Provincial de la Vivienda), el cual las entrega con todos los servicios de instrucción de loteo necesarios”, indicó.

Ante los pedidos de los vecinos, Baldasso contó que, al tratarse de barrios privados o semiprivados, la opción que le da su área es una obra por consorcio. Lo que significa que los residentes deben costear el gasto de la construcción, tanto si la mano de obra es solicitada a la Municipalidad o a una empresa privada.

“Las obras que se están realizando en Lújan son históricas, recordemos que en lo que va de este Gobierno se han asfaltado 800 cuadras. Además, para el 2019 está planificado que finalice el asfaltado de 100 cuadras entre Carrodilla y Carrodilla Este, desde el río Mendoza hacia el Norte. Y, la instalación de una red de agua y cloacas, más el asfaltado en 350 cuadras entre Perdriel y Agrelo. Estas últimas obras comenzarán en el verano”, concluyó el secretario lujanino de Obras Privadas.

 


Comentarios

Comentarios