Escuelas de Luján participan de un proyecto medioambiental

Se trata del proyecto “Mi árbol, mi escuela y yo”, de Bodegas Chandon, que busca el cuidado del agua y de los árboles.
miércoles, 28 de junio de 2017 · 08:00
El proyecto educativo-ambiental "Mi árbol, mi escuela y yo” de Bodegas Chandon se enmarca en la promoción del cuidado del agua y de los árboles en Mendoza, a fin de asegurar la calidad de vida de los habitantes. 

Con el apoyo de la Dirección General de Escuelas, Bodegas Chandon presentó el programa educativo-ambiental "Mi árbol, mi escuela y yo”, en su versión 2017, con el objetivo de favorecer el cuidado del agua y de los árboles no solo en el desarrollo de sus actividades vitivinícolas, sino también en lo referido a su comunidad de influencia.

El proyecto surge como una necesidad, presente y futura, de rescatar la vital importancia que tienen los árboles, y busca sembrar en alumnos y docentes el germen del interés y el compromiso por el medio ambiente, por medio de la transmisión de la cultura mendocina sobre el cuidado del agua y el valor del árbol como parte de un ecosistema artificial, creado por el esfuerzo de sus antecesores, el cual es necesario conserva y cuidar de la mejor manera.

Desde un enfoque de sustentabilidad, se pretende promover el desarrollo de viveros forestales en escuelas públicas primarias y secundarias de Mendoza, con la debida capacitación y acompañamiento a estudiantes y cuerpo docente en su implementación.

Alumnos en acción

En ese sentido, más de 30 educadores de 17 instituciones educativas se encuentran concurriendo a cinco jornadas de formación en la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional de Cuyo, casa de estudios que avala esta iniciativa bajo la guía de sus profesores universitarios y que se ubica en Chacras de Coria. 

Así, todo lo aprendido y experimentado, con el asesoramiento de los capacitadores, se traslada a cada escuela para la realización del vivero, que va desde la recolección de semillas hasta la plantación y riego. Además, cada estudiante se lleva un árbol a su casa y se responsabiliza del mismo, con el propósito de traspasar de sumar a las familias en el proyecto.

Parte de la producción obtenida es plantada también en espacios públicos, cercanos a la comunidad escolar. Los módulos comenzaron en junio y finalizan en noviembre. El programa incentiva a los chicos en sus aprendizajes y en el ejercicio de la responsabilidad, lo que favorece el desarrollo de la confianza en ellos mismo.

Participantes

Por el departamento de Luján de Cuyo, participan las escuelas Dr. René Favaloro y Benito Juárez, de Perdriel; General Espejo, de Agrelo; JIE 0-064 y Estación Josá Francisco Ugarteche, de Ugarteche; Virgen de la Carrodilla y David Díaz Gascogne, de Vistalba; y Dr. Medardo Ortíz, de Ciudad.

En números

Desde el inicio de "Mi árbol, mi escuela y yo” se han producido más de 15.000 árboles de diversas especies, se han capacitado a más de 200 docentes y se logró involucrar a más de 3.000 niños y adolescentes de escuelas rurales de su zona de influencia.

De este modo, Bodegas Chandon fusiona educación y cultura, y posibilita desarrollar la conciencia del cuidado del árbol y su medio ambiente, patrimonio de los mendocinos.

"Mi árbol, mi escuela y yo” cuenta con el reconocimiento de la DGE, que facilita la participación de los docentes mediante la liberación de funciones y el acompañamiento de su equipo técnico-pedagógico.

Valorar noticia