Tras 26 años de abandono, volvieron a usar las vías del tren

La ONG Ferrotur Trasandino Mendoza tardó más de una década en dejar en condiciones el ramal A12, que une Luján con Maipú.
martes, 20 de agosto de 2019 · 07:00

Un grupo de amigos tardó 13 años en cumplir el sueño de volver a poner en funcionamiento una parte de las vías del tren de Mendoza, las cuales fueron abandonadas y usurpadas desde 1993. Tras un duro trabajo de mantenimiento realizado todos los fines de semanas, la Asociación Ferrotur Trasandino inauguró simbólicamente el ramal A-12 que conecta Luján de Cuyo con Maipú.

Siete amigos (Rubén Morales, Julio Del Monte, Javier Meneses, Marcelo Spinello, Vanessa Costa, Rubén Romani y Néstor Flores) se propusieron en el 2006 poner en funcionamiento algunas de las vías del tren del Trasandino, como el plan era ambicioso y muy costoso decidieron empezar a trabajar de a tramos. El elegido en este caso fue el ramal A-12, que comienza en calle Paso de Los Andes, de Chacras de Coria, y culmina en el popular parque maipucino Canota.

Al igual que el resto de los rieles ferroviarios, se encontraban en muy mal estado debido al robo de materiales, usurpación de tierra y construcciones clandestinas sobre las mismas.

Las negociaciones

Para poner en movimiento el plan y tener la autorización del Estado, en el 2006 tuvieron que formar una asociación. Esto les permitió negociar con la Nación y lograr un acuerdo con algunos municipios; comprometiéndose a preservar la estructura, trabajar en la reactivación de dicho transporte y preservar los espacios naturales.

“Somos un grupo de amigos que nos propusimos recuperar la historia de Mendoza a través de las vías del tren trasandino, así que decidimos empezar limpiando los rieles, reparando cada tramo, todos los sábados durante años”, contó Marcelo Spinello, presidente de la ONG, a MendoVoz, quien aseguró que gracias a los socios pudieron comprar la mayoría de los materiales.

 

Inauguración simbólica

Los últimos meses han sido los más intensos para Ferrotur, ya que tras años de luchas con las comunas logró que la Municipalidad de Luján de Cuyo los escuche y entregue la parte de los rieles que habían sido tapadas con asfalto o, bien, usurpados por algunos vecinos.

En sus redes sociales destacaron un hecho en particular en el cual la Comuna lujanina rectificó la calle Italia y algunas veredas para que el ramal A-12 pudiera seguir su camino. Esto gracias a la ayuda de Rolando Baldasso, secretario de Obras Públicas y Privadas de dicho departamento.

Estas acciones permitieron que el domingo, Día del Niño, la ONG realizara una inauguración simbólica –ya que la apertura oficial será en noviembre- en conmemoración al General San Martín junto a ex combatientes de Malvinas, para volver a poner en marcha la vía ferroviaria de 16 kilómetros con un ferrobús habilitado para 22 pasajeros.

Allí, en la antigua estación de trenes Paso de Los Andes, de Chacras, los despidieron el intendente lujanino Omar De Marchi, socios, vecinos y familiares, para luego desembocar en el parque Canota, donde los esperaban decenas de chicos que aguardaban subirse al mini tren y escuchar la historia ferroviaria mendocina.

La idea de la asociación es que el ferrobús y la bicitren sean sustentables y carguen con energía solar para realizar recorridos turísticos. A esta iniciativa sumaran circuitos gratuitos para las escuelas, donde explicarán y mostrarán cómo se formó el Trasandino.

Y, como meta a futuro, la ONG intentará conseguir inversionistas que los ayuden a recuperar las vías del tren ubicadas en alta montaña.

Galería de fotos