Apuestan por el Asociativismo Rural

La Comuna brinda ayuda y capacita a los productores locales para incentivar el crecimiento de la actividad en Maipú.

Apuestan por el Asociativismo Rural
Por Rocío Sileci, para MendoVoz
  • 0
  • 0

El Asociativismo Rural empezó a funcionar en Maipú en un momento de crisis social, en el 2001. Fue a partir de que los productores le solicitaron al Municipio que interviniera para que pudieran afrontar los diferentes problemas que tenían, como los altos costos de insumos los que eran de suma necesidad para poder seguir trabajando.

En ese momento, La Comuna les brindó la ayuda que requirieron, y para prevenir los casos de contingencias climáticas. Fue frente a esta situación, que el Área de Desarrollo Económico Local agrupó a los productores maipucinos para analizar las distintas posibilidades.

Desde el Departamento Agropecuario, enviaron a una psicóloga social a visitar a los productores y a plantearles la idea de formar un grupo de trabajo. Luego de pasar por distintas etapas, lograron conformar un equipo en el que todos antepusieran los intereses comunes, no los indivuduales.

Actualmente, son alrededor de 13 los grupos que están distribuidos en el territorio departamental. Además, hay asociaciones de productores vitícolas, hortícolas, frutícolas y florícolas.

La unión hace la fuerza

Así fue que el Municipio comenzó a trabajar con estos productores en proyectos pensando en el bien común de uno de los grupos. También conformaron una comisión a la que la Comuna acompañó durante todo el proceso y que se encargó de lograr la personería jurídica de cada equipo.

La responsable del Departamento Agropecuario, Norma Di Gracia, le explicó a MendoVoz: “Continuamos trabajando con los productores en los distintos proyectos y de forma interinstitucional. Trabajamos mucho con el IDR y con los técnicos del Inta, que son fundamentales. También lo hacemos con la Facultad de Ciencias Agrarias. Se ha trabajado mucho para incorporar tecnología a los grupos, además se los ha capacitado para que construyan invernaderos y mallas antigranizo, por ejemplo”.

El Departamento Agropecuario y la cátedra de Extensión de la Facultad de Ciencias Agrarias realizaron la medición del capital social. Los estudiantes realizaron un seguimiento del aprendizaje de los productores a través del tiempo.

“Buscamos medir el impacto de la ayuda del Municipio a los distintos productores, durante todos estos años. Los chicos de la cátedra de Agrarias elaboraron una encuesta, en la que los productores debían responder distintas preguntas. Para esto, convocaron a un representante de cada grupo, tanto a los nuevos como a los más antiguos, para que la muestra fuera lo más representativa posible”, explicó la ingeniera agrónoma.

Luego, los estudiantes analizaron las encuestas y llegaron al trabajado final a través del que pudieron evidenciar que los productores sentían un crecimiento y el apoyo que la Comuna les brindó durante todos estos años. Además, se dieron cuenta que esto pudieron lograrlo gracias al trabajo en equipo.


Comentarios

Comentarios