Vandalismo y otros excesos en el Canota

Los vecinos de la zona reclaman que les usan las veredas como baños, ruidos molestos, consumo de alcohol, entre otros.

Vandalismo y otros excesos en el Canota
Por Redacción MendoVoz
  • 0
  • 0

Un importante número de vecinos de Luzuriaga organizó una reunión en el barrio Antártida Argentina para exponer las distintas situaciones desafortunadas que viven a diario a raíz del nuevo Parque Canota. A la misma acudieron autoridades municipales encabezadas por el secretario de Gobierno, Duilio Pezzutti; el director general de Intendencia, Luis Novillo; el director de Prevención Ciudadana; representantes del Ministerio de Seguridad y de la Policía de Mendoza.

Desde la inauguración del espacio verde, en diciembre del año pasado, los habitantes de la zona mostraron estar cansados de no poder descansar a causa de los ruidos molestos, de la música alta a la madrugada, de las peleas, del consumo de alcohol y de drogas. Además, una situación que les preocupa y molesta es que les utilizan los frentes de sus viviendas como baños, ya que el parque no tiene. Una de las mujeres entregó esta fotografía a las autoridades para evidenciar estos hechos.

Un vecino explicó a este diario que “los eventos que realiza el Municipio son muy lindos para disfrutar en familia, pero el problema es el después. Los muchachos se quedan, traen las hieleras con el alcohol, parlantes con música alta y entonces es imposible poder vivir en la zona por los ruidos. A las 3 de la mañana tenemos ruidos y nos levantamos temprano para trabajar”.

Y sumó: “Muchas veces se ponen a gritar frente a mi casa, rompen botellas y hacen daño a los árboles. Llamamos a la policía y viene, pero lo único que les dice es que se vayan y lamentablemente falta el accionar. Afuera de mi casa hay olor a orín y son los mismos chicos que vienen al parque”.

Otra vecina comentó que “la situación se ha vuelto insostenible porque no vemos una respuesta real del Municipio y la policía se ha cansado de las llamadas permanentes. Esta reunión surgió de la desesperación, para que todos los actores pudiéramos encontrar una solución en conjunto”.

“Entendemos que es difícil porque es un espacio abierto, pero hay que encontrar una solución. Nos falta educación como sociedad porque hay gente que avasalla los derechos de los demás. Hay mucha juventud y muchos menores de edad que están en la noche a cualquier hora tomando alcohol”, dijo.

Los habitantes de los alrededores sugirieron a las autoridades colocar cartelería de advertencia, que informen a las personas que no pueden poner música alta en ciertos horarios y que está prohibida la ingesta de alcohol en la vía pública, entre otros.

 

Reforzarán los controles con presencia policial

El secretario de Gobierno fue uno de los encargados de escuchar a los reclamos de los presentes y al finalizar la reunión dialogó con MendoVoz. “Les planteamos a los vecinos coordinar con el ministerio para que a partir de las 2 o 3 de la mañana, donde hay presencia del Municipio con preventores que contratamos, que podamos extender la presencia de la policía para realizar controles a la gente que se queda en el parque, que viene a hacer daño y a generar molestias. Vamos a incrementar los controles de venta de alcohol y solicitamos la presencia policial”, explicó Pezzutti.

Además comentó que plantearon a los vecinos que llamen al 911 y que realicen la denuncia en los casos que consideren necesarios. Esto fue lo que acordaron con los jueces de paz que actúan en función del nuevo código con el objetivo de que la policía actúe en las situaciones que lo ameriten.

“Durante las próximas dos semanas vamos a coordinar con el Ministerio de Seguridad y luego, vamos a reunirnos para tratar de evitar que la gente  que viene siga molestando a los frentistas del parque. Vamos a tomar las medidas que sean necesarias y suficientes para que los vecinos tengan otra percepción del parque”, agregó el funcionario.


Comentarios

Comentarios