Continúa la inseguridad en los alrededores de la exclínica de Gutiérrez

Los vecinos solicitan que tiren abajo la construcción, que realicen desrames y que coloquen cámaras de seguridad.
viernes, 01 de marzo de 2019 · 07:00

Hace tres meses, este diario expuso el problema de los vecinos de Gutiérrez, específicamente de quienes viven en los alrededores de la exclínica ubicada sobre las calles Tucapel y Padre Vázquez. Los mismos comentaron, en aquella oportunidad, los distintos hechos de inseguridad que se producían en la zona a raíz de este inmueble abandonado.

El reclamo continúa vigente, más allá de las acciones que el Municipio llevó adelante como el cierre de este inmueble y el desrame de los árboles de la calle Tucapel, en diciembre pasado. Los habitantes aseguran que  los problemas siguen y que incluso se incrementaron.

En la construcción donde funcionó la Clínica Santa Cruz, el área de Familia y Desarrollo Comunitario de la Comuna y los consultorios externos de la Clínica Santa Clara, donde atendían a los afiliados de PAMI, continúan metiéndose personas al lugar, por los huecos que quedaron sin cerrar, ya que trepan los muros. Los residentes sospechan que allí guardan lo robado.

Los vecinos, en concreto, solicitan que tiren abajo la construcción y que coloquen cámaras de seguridad en lugares claves, para que puedan evidenciar lo que sucede. Además quieren que retiren los vagones y troles en desuso, que también originan problemas.

“El inconveniente sigue con lo que era el edificio de la clínica, lo que hicieron fue tapear y cerrar los huecos que habían. Desocuparon el edificio donde estaban los consultorios del Pami, los que se fueron porque se cansaron de los robos, y ahora los delincuentes tienen vía libre para entrar y salir. En concreto lo que los vecinos estamos pidiendo es que el Municipio emplace a los dueños, que no sabemos quiénes son, a que lo tiren”, le relató una vecina a MendoVoz.

Además explicó que en las inmediaciones hay varias viviendas desocupadas, las que son usurpadas. Los dueños de algunas casas tiraron sus construcciones, pero otras continúan en pie.

Por otra parte, en el edificio hay un portón de madera que fue forzado y que en las últimas horas retiraron, quedando abierto el lugar. “Se metieron por el portón de madera y rompieron la puerta de metal de adentro, que era la entrada que tenían los doctores cuando estaba la clínica. Ya sacaron muebles y ventanas que había en el lugar”, dijo otra de las vecinas.

Y agregó: “En la calle Blas Parera necesitamos que realicen el desrame porque es la boca del lobo en la noche. Al estar frondosos los árboles, se esconden ahí para robar y ya lo han hecho con armas de fuego y con armas blancas. Los robos siguen a cualquier hora en la zona”.

Una tercera comentó que “el problema de la inseguridad también viene por los troles que están tirados en la estación del Metrotranvía de Gutiérrez. Uso a diario ese transporte y a la tarde noche están durmiendo ahí. Además, esa es la primera vista que tienen los  turistas cuando llegan a Maipú y es muy desagradable”.

 

Las respuestas al reclamo

Desde el Municipio explicaron que en su momento emplazaron a los nuevos propietarios y que, ante el incumplimiento de estos, procedieron a realizar el cierre del predio con recursos propios. Además, le cargaron la deuda al propietario que ya está intimado como consecuencia de todo este proceso.

Y agregaron que efectuaron hace un mes el desrame de toda la zona de arboledas, desmalezaron y reposicionaron algunos reflectores, pero ante la solicitud de los vecinos volverán a reforzar la tarea.

Por su parte, desde el Ministerio de Seguridad informaron que están en conocimiento de la situación y que incrementarán el patrullaje en móviles, en moto y a pie.

Galería de fotos

7
1