Preocupa una ola de robos en Rodeo del Medio

Los vecinos de la zona de Las Bóvedas reclaman más presencia policial y móviles para que los efectivos puedan patrullar.

Por Rocío Sileci, para MendoVoz
  • 0
  • 0

En los últimos días, vecinos que viven en la zona donde está ubicada la Casa de Las Bóvedas (Ruta Provincial 50), en Rodeo del Medio, fueron víctimas de robos y vandalismo en sus viviendas. En reiteradas ocasiones ingresaron a las casas a robarles con el mismo procedimiento.

Fueron tres robos seguidos que tuvieron lugar el jueves 20, viernes 21 y el martes 25 de junio. Los malvivientes forzaron y rompieron rejas, puertas, ventanas y cerraduras. En los tres hechos se llevaron electrodomésticos y lo que encontraron a su paso.  

“Aprovechan cuando la gente no está en la casa y revientan las rejas para entrar a robar. Actúan muy rápido, en 20 minutos te sacan todo lo que pueden vender”, le expresó una de las vecinas afectadas a MendoVoz.

“Evidentemente son delincuentes de la zona que tienen la misma forma de actuar. Creen que pueden entrar a todas las casas y se meten directamente. Sentimos que es una zona liberada porque los episodios han sido uno atrás de otro”, agregó.

Los residentes de la zona comentaron que presentarán una nota al jefe de la Comisaría N°49. En la misiva solicitarán mayor seguridad, presencia policial, móviles para los efectivos -ya que con lo que tienen no alcanzan a cubrir la zona- y que busquen a los delincuentes.

“La policía está atada de manos porque la mayoría de las casas lindan con fincas. No es una zona donde haya barrios. Antes hacían patrullajes, pero los policías nos comentaron que no tienen móviles. Además son tres o cuatro los que trabajan por turno en la comisaría y no alcanzan a cubrir todo el trabajo, no dan abasto”, dijo otra de las afectadas.

Lo llamativo fue que una de las vecinas a la que le robaron tuvo que llevar a la policía de regreso a la comisaría porque no tenían en qué volverse.

 

Operan con la misma modalidad

Aparentemente los delincuentes conocen los movimientos de quienes residen en la zona. Operan en el tiempo en el que los dueños de casa están fuera. Ingresan forzando puertas y ventanas, y las rejas no son un impedimento. En minutos se llevan lo que encuentran y, en algunos casos, hasta se tomaron el trabajo de seleccionar la ropa de marca.

Ahora, más allá de las cosas materiales que perdieron, los vecinos tienen que correr con los importantes gastos de arreglos de ventanas, cerraduras, puertas y rejas.

“Cuando salí con el vehículo, calculo que entraron por la parte de atrás de mi casa. Con un palo reventaron las rejas de la ventana y así entraron. Trataron de hacer lo mismo con la puerta, pero no pudieron”, dijo la joven sobre el robo que sufrió el 20 de junio.

Y añadió: “En un lapso de media hora se llevaron el televisor, un microondas, radios, secador de pelo, entre otras cosas. Se robaron la ropa deportiva de marca y la otra la dejaron. La policía vino, tomó registro, pero no encontraron nada”.

Los vecinos tienen un grupo de WhatsApp y resaltaron que incrementaron los mensajes a raíz de estos hechos. El grupo es utilizado para alertar y dar aviso sobre las diferentes situaciones sospechosas. Otros, comunican cuando se van de sus casas para que quienes se quedan puedan avisarles si algo sucede.


Comentarios

Comentarios