Los padres que "invierten" en sus hijos

Las conductas antideportivas son cada vez más frecuentes ante las ambiciones de los progenitores.

Los padres que "invierten" en sus hijos
Por Ansa Latina
  • 0
  • 0

Agresiones, amenazas, gritos a árbitros, jugadores o allegados. Son siempre más los padres que se convierten en protagonistas de comportamientos poco edificantes mientras sus hijos practican deportes.

Según un estudio de la National Association of Sports Officials estadounidense, el 40% de los comportamientos antideportivos es debido a los padres, informó el New York Times.

Los psicológicos deportivos señalan que el dinero es la principal razón en la base de este excesivo comportamiento emotivo sobre la actividad deportivo del hijo.

Los padres que dedican mucho tiempo y recursos financieros quieren resultados cada vez mejores, en vez de disfrutar mirando a sus hijos divertirse o dar lo mejor de sí mismos.
Algunos esperan un retorno a su inversión y a menudo esperan lograr contratos profesionales y se desilusionan si los resultados no llegan.

Un estudio de 2016, publicado en el Journal of Family Relations, reveló que las familias pueden gastar más del 10% de sus ingresos mensuales en este tipo de actividades, en general más en sus hijos varones que en las niñas.

Pero mientras más los hijos observan que sus padres invierten mucho dinero en su deporte, más se sienten presionados y se divierten menos.

Otra razón de la inversión de los padres en el deporte de sus hijos es el deseo de pertenecer a una comunidad. Si su vida social se desarrolla allí, quieren proteger su posición.

El deseo de pertenecer a un grupo y tener un retorno económico de su propia inversión no se limita al deporte, sino también a actividades artísticas de los hijos, como la música, la danza o el teatro.

En Estados Unidos muchas organizaciones deportivas están buscando cortar este fenómeno pidiendo a los padres firmar códigos de conducta y buen comportamiento, con multas para quien los desobedece. Incluso, la sanción puede llegar a la prohibición de asistir a los juegos de sus hijos.


Comentarios

Comentarios