Correr en verano: los runners no se toman vacaciones

Porque es un modo de vida, porque funciona como terapia o porque permite recorrer lugares nuevos.

Por Agencia Télam
  • 0
  • 0

Porque es un modo de vida, porque funciona como terapia o porque permite recorrer lugares nuevos de un modo diferente, cada vez son más los corredores que se entrenan todo el año y eligen mantener, con variaciones de intensidad y frecuencia, sus rutinas de entrenamiento durante los viajes de verano.

"Para mí correr forma parte del campo de los placeres y no de las obligaciones, así que si hago el esfuerzo de ir durante el año y lo combino con jornadas laborales y compromisos, en vacaciones más que nunca elijo hacerlo", dice a Télam Florencia Zimmerman, de 30 años, corredora desde hace cuatro.

Aunque aclara que se trata de un "trote turístico más lúdico, recreativo, exploratorio" para despejar la cabeza y no perder el ritmo.

Así, sin planes de entrenamiento estrictos, con días y distancias flexibles -sin otro propósito que correr- de un tiempo a esta parte los runners se convirtieron en personajes habituales del paisaje de los destinos turísticos.

Juan Grillo tiene 56 años, es martillero público, corre desde hace 20 y dice que "durante las vacaciones merma un poco el entrenamiento, pero no mucho". "Mínimo -detalla- trato hacer entre 6 y 10 kilómetros diarios, aunque entrenar puede ser también caminar". "La idea es tomarlo como una forma de vida, yo todos los días me tomo un vaso de agua, como, corro y eso es así para todos los que hacemos actividad física", indicó.


Comentarios

Comentarios