Un argentino es campeón mundial en una disciplina de coctelería acrobática

Román Zapata ganó en la categoría Flair Bartending con su trago "The Last Symphony".
martes, 5 de diciembre de 2023 · 21:40

El argentino Román Zapata logró el primer título mundial Flair Bartending de la Asociación Internacional de Bartenders, al imponerse en la competencia disputada recientemente en Roma. Zapata pertenece a la Asociación Mutual de Barmen y Afines de la República Argentina (AMBA), y se impuso con su trago "The Last Symphony" (La ultima sinfonía).

Leer más: Argentina retomó la exportación de productos aviares a Japón

El flamante campeón se dedica a la coctelería desde los 16 años, cuando dejó el mundo de los videojuegos para comenzar a trabajar como bartender de manera profesional.

"Estoy muy feliz porque es el primer titulo que obtengo en Flair y hace 16 años que lo practico. Gané en otras categorías pero en esta es la primera vez", dijo Zapata, quien vive en Italia desde hace años.

Es el primer titulo que el argentino obtiene en Flair.

La victoria del argentino llegó con el trago bautizado como "The Last Symphony": agitado y vertido en un vaso Oasis, 3cl. de Gin Bulldog, 4 de Aperol, 2 de sirope de pomelo rosa, tres gotas de amargo de cardamomo, 2cl. de claras de huevo frescas y 2 más de jugo de limón.

Sobre el trago, Zapata indicó: "Es por Mozart, mi compositor preferido. El cóctel, el color, la música y mi disfraz, todo estaba conectado con Mozart".

Qué es el Flair

El flair es una técnica de mezcla acrobática, que se hizo popular en Italia y fue gracias al éxito de la película 'Cocktail', de 1988, protagonizada por Tom Cruise. Y desde entonces, la profesión de coctelería acrobática se puso de moda rápidamente.

El flair es una técnica de mezcla acrobática.

Hay tres tipos de Flair bartender: trabajo, exhibición y artesanía. El estilo de trabajo consiste en realizar movimientos  escenográficos de botellas y agitadores, pero sin rotación, mientras que el de exhibición no está diseñado para el trabajo detrás del mostrador, sino para las competiciones. Se basa en coreografías espectaculares, música, lanzamientos y rotaciones de botellas.

Por último, el estilo artesanal es una mezcla de las dos técnicas, ya que tiene un propósito práctico: la creación de la bebida, por lo que se basa en movimientos más suaves y una relación virtuosa entre velocidad, calidad, efecto sorpresa y seguridad.